martes, 31 de mayo de 2016

LA #UEFA



Como saben la UEFA es la que gestiona, así como el que no quiere la cosa, todo lo relacionado con en fútbol europeo. Es decir, no solo organiza todo el tema de competiciones y esas cosas, sino también el tema de los derechos televisivos de las diferentes competiciones a nivel continental, incluido claro está, el dinero que estas generan. Para que ustedes lo sepan, se reparten entre todas las fases de la Champions y entre todos los equipos que están en el torneo, unos 724 millones de euros. Es evidente que el que llegue a la final se llevará mas que el que sea eliminado en la fase de grupos. 
Pero donde les quiero llevar yo es que el máximo gasto que se produce en todos estos eventos deportivos es en seguridad, seguridad por otra parte que pagan los estados y por lo tanto pagamos todos nosotros con nuestros impuestos. Me gustaría saber si este gasto que se se somete a la seguridad ¿cuantos de esta porrada de millones se devuelve a los estados por la seguridad? y si no es así ¿como es posible que con el dinero público se hagan grandes negocios cuyos beneficios van a parar integramente a entidades privadas?

domingo, 29 de mayo de 2016

REAL MADRID vs ATLÉTICO DE MADRID, FINAL DE CHAMPIONS 2016



@lecorbusier2

Hoy les quiero hablar de fútbol, y concretamente de la final de Champions. Podemos decir que el fútbol ha hecho justicia en esta final, y lo ha hecho porque el Atlético de Madrid no ha hecho merito alguno para estar en ella. Les recuerdo dos datos fundamentales para que esta final fuera distinta a la que hemos vivido; el primero es el penalti ninguneado al F.C. Barcelona a Iniesta en los momentos finales del partido que hubiera clasificado al equipo catalán, y segundo, el gol marcado al Bayern de Munich por Griezmann en claro fuera de juego que hubiera supuesto la clasificación del equipo bávaro. 
Por lo tanto estaríamos hablando de una final antológica entre el Real Madrid, y Bayern de Munich o el F.C. Barcelona. 
Por  esto es justa la victoria del imparable Real Madrid. 

jueves, 26 de mayo de 2016

#VENEZUELA



@lecorbusier2

Que raro es todo esto de la democracia. Resulta, fíjense ustedes, que Venezuela es un país que según nos cuentan los medios, lo medios de falsimedia claro, no hay democracia y que es una dura, durisima dictadura y resulta que dejan entrar, hablar y moverse libremente a Albert Rivera apoyando sin fisuras a la oposición y este mismo muchacho al referirse al franquismo, que por cierto ni condena, habla de el como del pasado en tono despreciativo a aquellos que le preguntan. Rara democracia  esta, que permite que miembros importantes de exgobiernos referirse al franquismo como época de gran placidez, y que al referirse a Venezuela hablen de una dictadura cruel y sanguinaria.  Es como si Merker dijera que en tiempos de III Reich se vivía plácidamente. 
Y digo yo, ¿no nos estarán tomando el pelo como siempre?

martes, 24 de mayo de 2016

OTEGI vs PIO MOA





Hay una cosa que no termino de entender. Resulta que es un escandalo que Otegi se le pasee por todos los sitios, algo que por cierto,  no logro llegar a entender porque a mi me chirría este tipo que justifico la lucha armada, pero que Pio Moa, terrorista del GRAPO, la derecha que va desde el centro hasta la extrema, le pasee sin ningún tipo de escrúpulo como un santón es algo que también me repugna. ¿deberían de ser los patriotas españoles tan escrupulosos como yo?

miércoles, 18 de mayo de 2016

LAS MATEMÁTICAS Y YO

PARTE 1, 2 y 3





@lecorbusier2

PARTE 1

Las matemáticas y yo es algo que empieza en lo exotérico y termina en el esperpento ya que nunca nos hemos llevado nada bien. Desde muy temprana edad las matemáticas a parte de resultarme inútiles para las funciones vitales de “una persona humana” porque  no las necesitamos para nacer, crecer, reproducirnos como locos y morir, siempre me han parecido cosa de nigromantes, brujos, futurólogos y gentes de mal vivir o de vivir en el lado oscuro de las cosas, luego me di cuenta que no porque aunque sea solo para ver que en la nómina mensual que los obreros, que cobramos por vender nuestra fuerza del trabajo, es necesaria para que el patrón, siempre pendiente de donde arañar al obrero para comprarse un mejor Audi, no te tangue o no lo haga en exceso.

De mi etapa escolar temprana recuerdo bien poco del mundo de los números. Algo ocurrió en mi interior para que el cerebro no lo considerara importante y permitiera que este se empapara  con cosas de la biología como atrapar moscar y cortarla las alas para poder apreciar sus reacciones. Vagamente vienen a mi destellos de un pasado, allá por segundo o tercero de la EGB, donde mi querido profesor Don Fausto nos ponía dos cuentas diarias más un dictado en toda nuestra jornada escolar, y recuerdo que yo no daba una ni en  las cuentas ni en el dictado porque que ya a esa edad yo militaba en el mundo del perezoso que como saben es un oso de movimientos lentos y cuya actividad diaria es dormir. Seguramente a diferencia de él que tendrá más pulsaciones de corazón, de mí se decía que solo tenía una al día.


PARTE 2

Después de este primer enfrentamiento con los números de lo que solo recuerdo esto que les he contado, ya pasó así como el que no quiere la cosa al primer de BUP, mi sacrosanto curso por mi tan querido. Y aquí, junto con mis compañeros machos asilvestrados, que éramos todos, siempre asocio las matemáticas a la profesora conocida como Mariló.
Diré de ella que era una profesora muy seria, como en el mundo científico en general, de unos 45 años, rubia teñida, amplias caderas, y medias de rejilla. Para explicarles mejor que sensación provocaba en nosotros los cabestros púberes, nada mejor que una canción del viejo grupo TOPO: “cada movimiento suyo en un murmullo”, pero esto es lo de menos porque lo importante era su manera de afrontar la clase, es decir, la forma de no afrontarla ya que ella llegaba daba los buenos días y nos llenaba la pizarra de números, a lo que yo con bueno modales levantaba la mano y después de diez minutos con ella levantada que parecía más un pretor romano, me atendía gustosamente, o no, esto ya no lo recuerdo.

-Senorita, disculpe que la moleste en esta disertación matemática, pero me he perdido desde que usted ha puesto la fecha en al ángulo derecho del encerado (antes cuando Franco a la pizarra se la llamaba así, ahora creo que la llaman vileda y pizarra digital).
- Vamos a ver Juan, porque usted se llama así creo. (no tenía ni idea porque jamás se había dado la vuelta de la pizarra o encerado desde el mes de clase que llevamos) ¿usted donde estudió exactamente?
-Pos yo (el pos era como el idioma Catalán de la zona donde me crié) en el colegio nacional mixto de mi pueblo (y cuando digo mixto no piensen en una loncha de queso y de jamón de york en dos rebanadas de pan. He de aclararles que cuando yo empecé la tortura de estudio nos dividían entre chicos y chicas y después en un ataque  de modernidad educativa esto cambió y los colegios adoptaban ese nombre para advertir a los padres que eso era lo más parecido a Sodoma y Gomorra debe ser).
-¿Y allí le enseñaron digo yo, a contar gallinas y a restar aquellas que se mueren, o ese día estaba con la rubeola?
-Pues mire señorita (me estaba tocando las narices esta pija de pelotas) no contaba gallinas porque mi padre no tenía gallinas que si las hubiera tenido no me habría hecho falta estudiar porque ya tendría un el oficio, de gallinero, para ganarme mi pan y el de mi prole. Pero vamos senorita yo no habré aprendido a contar gallinas peor usted en los día de clase de  urbanidad (que no de urbanismo. No confundir con los cleptómanos que nos han esquilmado los recursos en áreas municipales dedicados a especular con la vivienda) seguramente estaba comprándose ya medias de rejilla que parece usted mas que una profesora una pescadora.


La hemos jodido, pensé yo para mis adentros, otra que como el resto de la plantilla del profesorado, me va a coger manía. Y efectivamente así fue:

PARTE 3

-Juan, ¿te llamas así verdad? vete al jefe de estudios que luego hablaré yo con él y desde ya te digo que me tendrás que hacer un examen perfecto para poder sacar un cinco.
¿Un cinco? Pensé yo, ojalá.

Mi curso en cuanto a las matemáticas transcurrió haciendo lo que más me gustaba, la biología, y estudio del comportamiento de las moscas en una situación de estrés como por ejemplo, colocándoles pequeños cartelitos de papel atados con un hilo al cuello y verles volar por toda la clase, como esos aviones que pasan cuando uno está en la playa con publicidad “cartelaria” o “pancartela”

Cierto es que yo a pesar de ir a clase me entretenía con las matemáticas porque era como tener la radio encendida escuchando “carrusel deportivo” que es como si no la escuchas pero que cuando dicen gol levantas la cabeza, aunque te dé igual quien haya marcado, pero que este caso la levantaba cuando mi estimada Mariló decía lo de: ¿habéis entendido? Aunque mi mirada era más parecida a la mirada de una jirafa cuando mira así de lado.


Malditas matemáticas.

THE EHD

domingo, 15 de mayo de 2016

¿Y SI A LA LUNA HUBIERAMOS IDO LOS ESPAÑOLES PRIMERO?


PARTE 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10

@lecorbusier2



PARTE 1

Vamos a hacer esa comparativa desde el punto de vista del humor, para saber cómo hubiera sido ese primer viaje de un ser humano a la luna si este hubiera sido español.

Me sitúo en el pasado, allá por 1969, y quiero que ustedes lo hagan para colocarse exactamente en el contexto de aquel hito importantísimo para la humanidad (yo soy de los escépticos) y recuerden aquel cohete Apolo, plateado, con sus anagramas bien colocados, su puesto de mando, sus torretas pegadas al cacharro ese, todo impoluto, el césped cortado para la ocasión, los trabajadores enfundados en sus monos y los ingenieros en mangas de camisa con corbata. Ahora imagínense los tres astronautas con sus mega trajes blanco nuclear, sus cascos limpísimos, con su sonrisa entrenada tanto o más que los manejos del modulo lunar, con sus banderitas en el hombro y las insignias de la misión. Qué bonito todo, que puesta en escena, que manera de moverse todo el mundo. Que nostalgia me está entrando y eso que yo solo tenía 6 añitos y toda una vida por delante para soñar con estos viajes imposibles. Luego el viaje fue irme a Cullera con mi tía unas vacaciones, pero los sueños no nos los quitaba nadie.


Ahora nos imaginamos como sería el proyecto español porque en esa época éramos figuradamente, la primera potencia mundial y estelar. 


PARTE 2

Año 1969 en Cabo Parla (Parla – Madrid) se sitúa el cohete español que lanzará a tres patriotas a la Luna. Está situado en un secarral lleno de rastrojos que no han visto el agua desde el Diluvio Universal, secarral por otra parte que muchos años después formará parte de la trama Gurtel y la especulación inmobiliaria del PP. La flamante nave llamada “Castañuela” en honor a nuestra cultura popular (y que no teníamos otro nombra para echar mano) estaba fabricada por la colaboración de la SEAT, RENAULT y CITROEN lo cuales fabricaron una parte de esta maravillosa nave.
SEAT se encargo de la propulsión con gasolina normal ya que hacerlo con súper añadía un sobre coste al proyecto insoportable. El motor estaba compuesto por dos motores del SEAT 1430 con dos carburadores de doble cuerpo WEBER con un empuje en toneladas de… bueno no se calculó porque no había nadie para hacerlo porque el que sabía de estas cosas estaba de baja.
RENAULT realizo los revestimientos del cohete con la chapa, o similar a esta, de un R4 conocido como cuatro latas, por su ligereza y ductilidad de la chapa en caso de colisiones.

CITROEN se comprometió a ensamblar los amortiguadores del conocido 2CW, dos caballos, los cuales permitía que si el cohete terminaba en una grieta lunar por los cálculos erróneos de algún técnico electricista con FP II, y se pudiera salvar el desnivel. 


PARTE 3

El traje espacial estuvo diseñado íntegramente en España por “sastrerías Conchi” que fue la que saco las sisas a los tres miembros de la expedición, les cogió el dobladillo y les puso botones dorados porque esto iba a salir en la TV. Dejo algo para que los astronautas pudiera “personalizar” su traje con motivos o escudos que ellos quisieran. Es importantísimo el casco y el oxigeno que fue realizado con coste cero para las arcas públicas por GASEOSA LA PITUSA, pero que a cambio de esta importantísima aportación la AGENCIA ESPACIAL DE HISPANIA se comprometía a llevar en un lateral de la nave un anuncio publicitario de la marca y el número de teléfono de distribuidor en la zona de Parla.

Y claro había que ponerle nombre a los astronautas españoles a semejanza del resto del mundo; los americanos, que estaban pisándonos los talones, se llamaban astronautas, los soviéticos que también lo estaban con ganas de adelantarnos en la carrera espacial por la culpa de Carrillo que había contado secretos militares a los soviéticos, se llamaban cosmonautas, y nosotros para darle ese sabor patrio, es decir de aquí, dándonos la clave Carmen la mujer de la limpieza de la cuarta planta (oportunidades espaciales), les llamaríamos “botijonautas” en honor a ese gran invento español. 


PARTE 4

Los tres hombres elegidos para la gloria entre un elenco de patriotas fueron: Anselmo, Antonio y José que a continuación les voy a describir:

Anselmo era todo un patriota, no tenía oficio conocido pero tenías unas gónadas a la hora de hacer cualquier cosa por encima de otro ser humano. Era el comandante de la misión porque cuando se cabreaba siempre amenazaba diciendo: “me voy a cagar en mi puta calavera” y esto imponía. Su patriotismo le viene porque estuvo dos años en el Primer Tercio de la Legión Juan de Austria de Melilla donde fue cabo furriel. En cuanto a su uniforme a demás de llevar los galones de comandante se hizo bordar el escudo del Atlético de Madrid, su atleti, al lado del corazón y la leyenda que dice: “una pasión, una ilusión”. Si por el hubiera sido se presenta en la luna sin oxigeno “porque huevos le faltaban a él para que una bola de queso le parara” pero los técnicos después de duras negociaciones le convencieron diciéndole que aunque tuviera los huevos más gordos del mundo moriría por la falta de oxigeno, so melón.

Antonio es de Castro Urdiales (Cantabria), bruto a más no poder, y ligón también. Toda la vida su profesión ha sido mecánico electricista y se le seleccionó por sus conocimientos en electricidad y mecánica eléctrica. Hay que explicar que los tres elegidos tienen un mismo perfil psicológico, es decir brutos, porque en las condiciones del programa una persona normal no hubiera ido. Antonio no se personalizo el traje espacial porque él con llevar puesta la camiseta de su peña el día que la TV enchufara en directo tenía bastante, peña por otra parte que se llamaba “la bota borracha”


José era del mismo centro de Badajoz y camionero de profesión. Fue seleccionado por su conocimiento de mecánica del automóvil y porque al llegar a la Luna este no bajaría del módulo de mando encargándose de cambiar el aceite a los motores, retocar los platinos del delco, el disimendi y la junta de la trócola. También muy bruto pero muy cariñoso con sus compañeros. Tenía también conocimientos de cocina porque sus padres regentaron el bar Manolo en el mismo centro de Badajoz, dando menús a  6 pesetas de aquella época y con el café incluido. Él tampoco quiso personalizar el traje espacial, pero pidió llevar una bellota de plata colgada en el cuello con la imagen de la Virgen de Guadalupe, a lo que el alto mando de Cabo Parla accedió. 


PARTE 5


Y llegó el día, todo previsto para el lanzamiento y ya enfilaban por el camino de zahorra al propulsor que pusiera por primera vez un ser humano en la Luna y por primera vez un español haciendo algo interesante para la humanidad que no fueran sevillanas, vino o Curro Jiménez. Al bajarse de la furgoneta gris claro marca DKW (fundadora de Audi) recibieron el cariño del equipo de tierra que estaba ultimando ya los preparativos para la hora 0. Allí estaban una pareja de la Guardia Civil en misiones de vigilancia, un tío que no sabía nadie quien era y que nadie absolutamente nadie le pidió la documentación, el representante de Parla de la marca de gaseosas La Pitusa con su cuñado que quería ser parte de este momento histórico, y muchas más personas entre jardineros, electricistas, fontaneros y el del chiringuito de los bocatas en la entrada de la instalación. 


PARTE 6

Con paso pausado entraron ya en la picota, es decir, en la capsula, donde se sentaron y fueron asistidos para poder ponerse los cinturones de seguridad. Si hiciéramos una foto a dicha capsula veríamos a los tres astronautas como tres monos sentados, dos cajas de Mahou al fondo, un calendario de “Talleres Rodríguez” de chapa y pintura del automóvil con una mujerona morenaza insinuando curvas, ¡y qué curvas! decía siempre Anselmo mientras pasaba la mano por la fotografía. Y como no, colgado del espejo retrovisor una medallita de la Virgen del Pilar cedida por la archicofradía de los seguidores de ella afincados en Zaragoza. Para no aburrirse mientras se llega y no se llega, diez cintas de casete de los grandes éxitos de Manolo Escobar, El Fari, y Cecilia.
Se procede a “ignicionar” aquellos peazo motores SEAT y José el camionero pensando para sus adentros (pensar para sus afueras es hablar para nadie y hubieran “pensado” que estaba loco) que había que darle más al estarter para que aquello bufara.

El viaje se les pasó volando cuando, como el que no quiere la cosa, estaban ya en la órbita lunar y no es para menos porque aguantar a Anselmo con su Atleti durante horas, con lo llorones que son sus seguidores, da para muchas horas de diálogos unidireccionales porque los otros dos entre las estrofas de El Fari se había quedado dormidos. 


PARTE 7

Total se poso aquello como pudo, es decir, de mala manera, lo cual hizo que tuvieran que calzar una la patas con unas rasillas aquel chisme.
Se abrió la puerta con parsimonia y el primero en bajar muy lentamente fue el comandante de la misión Anselmo, que nada mas asomarse aquella puerta y otear el horizonte fue estirarse, arrascarse el escroto y bajar muy poquito a poco. Desde el control de tierra iniciaron el diálogo porque al bruto de Anselmo se le había olvidado la frase histórica por la que sería recordado toda la vida:

-Anselmo cambio ggggg –dijo el control de la misión
-Que pasa ggggggg
-Qué se te ha olvidado la frase histórica.ggggg
El Anselmo contesto en su tono legionario – Que coño voy a decir, es la hora del almuerzo según el convenio estelar y me lo voy a tomar ahora. ggggg
-¿Ahora?- dicen desde Cabo Parla.ggggg
-Si ahora- contesta el animal este. Ggggg
-Está bien Anselmo pero luego vuelve a realizar la toma otra vez- ggggg

En ese momento suena como en off la voz de Antonio:

-Cabo Parla, tenemos un problema- ggggg
-Que demonios pasa- ggggg
-Se nos ha olvidao el abrebotellas para los botellines- ggggg
-No hacía falta melón, te arrimas a una encimera, pero lejos del ordenador, pones la chapa en un borde, y la golpeas y ya está, como has hecho toda la vida de Dios en el tajo- ggg

-Pues es verdad- ggggg


PARTE 8

Pasó la media hora del almuerzo y volvieron a repetir la toma que sería la que se distribuiría a todas las televisiones del mundo.
En ella se ve a Anselmo bajar, por segunda vez, las escaleras de madera cedidas por Telefónica. Su compañero Antonio le filma desde abajo si perder puntada con un tomavistas de los de antes. Anselmo para y se dispone a decir la frase histórica que en estos casos se dice, pero un eructo incontrolado de chorizo de Castuera (Badajoz) bien hecho y un poco bravo por el picante impidió seguir grabando porque se le empaño todo el visor y no fue capaz de juntar dos palabras porque ese recuerdo gaseoso le vino a la mente a la hora de volver a saborearlo  y el bruto de Anselmo hizo que perdiera el hilo de la frase. Cooorten se oye desde el fondo a Antonio creyéndose Antonio Mercero. Desde el control de tierra se oye por la comunicación interna al director de la misión en tierra: “¿pero no los había más tontos?” Perdone jefe, tontos si, pero estos eran los más listos.
Repetimos la frase y ya por fin Anselmo la dice no sin alguna aportación suya: “UN PEQUEÑO PASO PARA EN HOMBRE PERO UN GRAN PASO PARA LA HUMANIDAD, VIVA EL ATLETI” La madre que lo parió, se oye desde tierra. Déjenlo así que como repitamos el asunto este es capaz de cualquier cosa.

Ya pasado el primer trago se disponen a realizar trabajo que uno hace en la Luna, es decir nada, bueno sí, a sacar los botellines dos hamacas un una sombrilla, ¿una sombrilla? si, una sombrilla, los muy imbéciles pensaban que allí pegaba tanto o más el Sol que en Jaén en julio, como están más cerca. A parte de sus cosas para el ocio sacaron cosas envueltas en papel de aluminio pero que en realidad eran cajas vacías como para dar el pego. Eso se vendió al público en general como instrumentos científicos a lo que yo digo, que instrumentos científicos ni que niño muerto, en España lo mas científico que teníamos es a Manuel Fraga en bañador remojando su reales en Palomares. 


PARTE 9

Después de unas horas de auténtico ocio Anselmo miró el reloj y dijo: “niño vete recogiendo que lo mismo tenemos atasco” Dicho y hecho, Antonio recogió todos los bártulos y camino pa casa.
A José le pillaron durmiendo la siesta cuando subieron a la capsula  y hubo que zarandearle varias veces porque estaba en una fase de estas raras del sueño, si en esa fase que uno babea y que da asco y más en gravedad cero ya que las babas pululaban por el ambiente y podría haber ocasionado un cortocircuito en las luces de posición de la nave o en la linterna/cono como las que tiene la Guardia Civil.

En viaje de vuelta es un calco de la ida, es decir, cintas del Fari y  Anselmo dando la chapa con su Atleti. El amerizaje si hizo en el pantano de San Juan cerca de Madrid porque si lo hubieran hecho en el mar todavía estarían dando vueltas al no disponer de una embarcación a no ser de El Lago de la Casa de Campo, pero no tenía nada de calado y en la primera ola hubiese dando la vuelta. En el pantano fue más fácil porque solo había que esperar que la corriente les llevara al muro y con un gancho tirar de ellos hasta el borde. 


PARTE 10

El recibimiento fue apoteósico. Franco con su voz aflautada de caudillo de Chueca, les dirigió unas bellas palabras:
“Españoles tres, no sabéis lo que habéis hecho para la madre patria. Esto será recordado como las gestas del Cid Campeador, los Reyes Católicos y  Hernán Cortés, aunque todavía me cuesta saber qué utilidad tenía esto para nosotros. Quiero agradeceros como caudillo vuestro que soy, que admiro vuestra valentía no menos importante que la guardia mora que me protege y no esos rojos cobardes que corrían como ratas en el frente del Guadarrama. Por eso hoy quiero condecorar con la gran cruz de chorizo ibérico (denominación de origen) para que nos se os olvide nunca la pasta que nos hemos gastado y que he tenido que retraer de los pantanos, tan necesarios por esta pertinaz sequía por culpa de la Pasionaría y sus plegarias marxistas. Id con Dios”

A continuación paseo triunfal por la Avenida del Generalísimo, hoy paseo de la Castellana, a bordo de un flamante vehículo descapotable de la guardia mora, donde el público alocado y borracho de felicidad, les tiraban desde bragas, cubos de agua (porque lo había visto en el Tour de Francia) unos cochinillos de la Mancha. Las más osadas pedían a gritos “queremos muchos hijos vuestros” pero fueron reducidas inmediatamente por la seguridad del estado por inmorales. Esto era nuevo para el pueblo español tan acostumbrado a las buenas faenas de la lidia.  Qué bonito todo.

¿Se imaginan si esto hubiera sido realidad? Yo sí.


                            THE END




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...