miércoles, 7 de diciembre de 2016

COSAS DEL #FACEBOOK

Hoy es un día netamente pastoril. Me imagino con las ovejas en el pasto, mi cigarro sin boquilla en la comisura de mis labios, mi transistor a todo trapo, cacho de pan duro en el zurrón con buen vino en mi bota y el duro frío que ya anuncia el inverno . ¡y a ver pasar la vida! Solo falta el wi-fi instalado en el cuerno de mi carnero. Que felicidad.

.....

Si ayer estaba en plan pastoril total, hoy con tanta lluvia me está desapareciendo mi acento extremeño y me surge el gallego. Me parezco a Manuel Fraga relay. Voy a pastorear mis centollos para estas navidades, a ver si los engordo a los jodios ¡corazitaaas no me subas por ese coral que pierdes peso, que te doy un cantazo! mirale al desgraciao.

.....

Vamos a ver, quiero que tengáis las cosas claras. No me pasa nada, no tomo nada más allá del torrezno rico (lo digo por mi entrañable amiga Olga), si puede ser de Soria mejor. Son simples reflexiones reflexivas de un "reflexionador" reflexivo que soy, nada mas, eso si, vistas desde un punto de vista agrario. Dicho esto ¡VIVA LA MORCILLA DE BURGOS Y LAS BURGALESAS! que por ciento no conozco a ni una, pero como su sabor sea como su morcilla.....las quiero a toas (como decía nuestro gran pensador Jesulín)

.....

Quien se ha criado en un pueblo, (perdonad que escriba de comida a estas horas que tengo un hambre de mil demonios) sabe que por estas fecha llega la matanza de cerdo como mandan los cánones populares; conoce perfectamente como se llenan de olores estas villas debido a las ricas comidas para los participantes en ellas y por la cocción o la elaboración del las ricas carnes de nuestros cerdos españoles. Si el hombre lobo o licantropo se hubiera convertido en eso, es decir en lobo por olor a comida yo estaría todos los días vendiendo mi fuerza del trabajo en el zoo para mayor entretenimiento de nuestros queridos niños; o en diferido de lobo, o en forma de simulación simulada de lobito o lo que fuera pero con colmillos.

.....

Madrid se parece cada día mas a un convento de alguna orden de monjas de estas aburridas. Lo digo por el ambiente grisáceo que tenemos con tanto mar de nubes sobre nuestras cabezas, muchas de ellas a decir verdad, en puro estado de enajenación permanente y constante que en nada tiene que ver con la revolución permanente de Trotski aunque tambíén esto de las revoluciones tiene su puntito de locura. Para cuando un gobierno que nos prometa 30 grados de mínima y de ahí pa´arriba y así solo "pasar hambre como en verano". Esta medida tendría efectos importantes como vender lo radiadores de la calefacción a un chatarrero ambulante o cuidar que que esas lorzas molestas que tenemos durante el invierno desaparezcan ya que nos veremos en la obligación, y esto también se puede hacer por decreto ley o legislativo (ahora tan de moda) de cuidarnos un poco más, Y lo digo yo que como patria tiene un torrezno. En fin, esto es lo que hay.


....


El otro día al salir de clase de yoga, absorto en mis dolores musculo/esqueléticos (porque la Gema -mi profe- nos mata), es decir, ensimismado en mis cosas que el cerebro ordena, vi en la lontananza una cosa luminosa que se acercaba a escasos metros del suelo. He de deciros que el Brunete las farolas lucen tarde mal y nunca, por eso esa extraña luz me saco de mi vida interna trayéndome de regreso a la tierra. Cuando eso se acerco resulto ser un chucho, un chucho de alguien claro, que se vino a olisquearme mis tobillos y me di cuenta que su collar brillaba en ese verde contaminación nuclear que sale en las series de humor. En ese preciso momento mi imaginación que es mucha y a veces perversa, me llevo a mi pasado de juerga y alcohol, no mucho la verdad, y me imaginé esta escena hace 35 años atrás aproximadamente, con una tajada como un piano y diciéndole al chucho: Hola, soy Juan, soy pacifico y no te voy a hacer ningún daño. Soy español, del Madrid y quería preguntarte de qué planeta vienes y si vienes a comerte los cerebros o vienes en son de paz. Me imagino que el chucho se quedaría mirando a "este gilipollas" que era yo, con cara de que le diera una galleta. Lo peor de todo es que seguramente a mis amigos les contaría que había visto un extraterrestre y esto como manda el manual de mejores amigos se hubieran descojonado de mi, tanto como si a mi me hubieran contado semejante chorrada. Si es que los jota bes y los balantain nos llevan esos mundo de dios parecidos al la película interestelar (en español) es decir, incomprensibles.

....

Hoy muy de mañana, a eso de las 7 am, tenía ya las orejas con escarcha del fresco que amenaza nuestra paz climatológica. Casi me las tengo que rascar con la cuchilla que tengo para el parabrisas del coche pero me ha dado algo de miedo por si las pierdo. Lo sé, soy un cobarde o como decíamos de pequeños: "gallina gallina capitán de las sardinas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...