viernes, 30 de septiembre de 2016

#AEG : UNA PORQUERIA DE ELECTRODOMESTICOS



@lecorbusier2

Soy un consumidor indignado, un antisistema de la estafa y por eso hoy les traigo esta misiva que les he mandado a la página de esta firma de electrodomésticos por lo menos para que me oigan . Sigo esperando una respuesta que me temo no llegará jamas. 

Ahí va: 





ESTIMADOS AMIGOS DE #AEG Hace aproximadamente cuatro años ustedes me estafaron con un lavavajillas, un lavavajillas gama media-alta con un precio estimado de unos 600 euros. Nos decidimos por su marca porque en ella confiamos y todos mis electrodomésticos son AEG debido a su duración y buen funcionamiento hasta hoy.
 Les cuento mi peripecia:
 A los seis meses el visor digital me da un aviso .20 a parte de una señal acústica muy desagradable y el lavavajillas se para. Puestos en contacto con el servicio técnico se presenta uno de los suyos, que sin sacar un destornillador de su magnífico maletín, dice desconocer la avería de la que se trata. No me sorprende la verdad porque según la apariencia de este técnico y su también aparente preparación, todo lo que salga de un enchufe, un casquillo con bombilla y un interruptor es alta tecnología para él y se les escapa. El aparato en cuestión parece que vuelve por arte de magia a funcionar correctamente escasamente dos meses, dando el mismo problema. Puestos al habla con el servicio técnico se presenta un operario que este sí, saco un destornillador y quito dos tornillos y poco más aseverando que no sabe lo que es pero que cree que ya está bien. Su fé mueve montañas aunque en este caso no funcionó. Al preguntarle que podría ser, este como el anterior lo desconocía. Total se fue sin probar y al usar otra vez el lavavajillas, el error inicial se mantenía. Es decir que el segundo operario era tan tonto como el primero pero esperen que hay más. Escribimos a AEG España y un ingeniero de servicio técnico o lo que sea, se puso en contacto por correo electrónico dándonos largas lo que corrobora que si los operarios son tonto e inútiles el que manda es más. Harto de esta situación nos dirigimos a la OMIC escribiendo nuestra queja y otra vez el memo de su ingeniero dándonos largas porque si para algo sirven las oficinas de defensa del consumidor son para entretenernos hasta el aburrimiento ya que como saben este es un país de ladrones hasta en eso.
 Su producto es ecológico y si lo es mucho creo yo es porque la secuencia de la descomposición de su lavavajillas fue la siguiente:
 1.- descubrimos que si apagábamos el lavavajillas en el programa que usábamos de aproximadamente 35 minutos este aviso desparecía el problema es que teníamos que hacer esto hasta 7 veces o más en un lavado,
 2.- a los escasamente tres años la puerta del mismo cedió a su máxima apertura y cada vez que sacábamos la cesta de los platos teníamos que evitar el escalón que se produjo. 3.- Las gomas de la puerta y los paneles laterales del mismo se fueron aflojando pero sin llegar a soltarse.
 4.- como último en el lavado que hemos hecho y que decidió quietarme semejante estafa, me hacía saltar los diferenciales y magnetotermicos de mi cuadro de protección eléctrica.
 Después de este panorama solo tengo que decirles que son ustedes unos estafadores. Seguramente los alemanes fabricarán muy bien y con muy buena calidad, pero que cuando llega a España esta calidad desparece de la mano de unos inútiles que dirigen AEG en España.
 En este cabreo que tengo yo creo que con justificación les diré que desde la redes sociales que manejo, que esta carta de queja la distribuiré por todas las que pueda para que de esa manera intentar que otros ciudadanos no sean estafados por su marcar.
 Un consejo, si ustedes quieren vender yo creo que el mejor mercado, o el mercado en el que ustedes se pueden manejar mejor es en Sierra Morena.
 PD, tengo lavavajillas nuevo y una de las condiciones que puse es que no fuera AEG-ELECTROLUX porque mierdas no compro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...