viernes, 10 de junio de 2016

LO RAROS QUE SON ALGUNOS DIOSES



Durante la Primera Guerra Mundial, en los distintos frentes de combate, era muy frecuente  ofrecer a los soldados misas de campaña antes de enfrentarse a la muerte como salida espiritual en caso de llegar a la mismísimas puertas del cielo. Normalmente estas misas se ofrecían en ambos bandos contendientes, es decir, unos y otros pedían al mismo dios que les diera la garra y la fuerza suficiente para aniquilar al enemigo. Caso curioso como una misma iglesia dividida por una frontera aceptaba la violencia para solucionar los problemas que seguramente se podrían haber resulto por otros conductos.
Es chocante este hecho de rezar al mismo dios entre los distintos soldado para que el de enfrente, que también ha rezado al mismo dios, le proteja del otro que también han realizado la misma petición. 

Mi reflexiones en forma de preguntas son sencillas:

Este dios. ¿a quién hará caso? ¿a que ejercito le dará la fuerza y la garra suficiente para alzarse con la victoria? ¿como es posible que desde el punto de vista religioso se pueda pedir acabar con tus semejantes? ¿Por que una misma religión está enfrentada y fomenta la aniquilación de otras personas que también son de esa misma iglesia?Curioso el tema este. 
Y si ustedes se creen que cuando uno esta en combate no piensa en estas cosas se equivoca porque incluso los ateos lo hacen. Hay un dicho de no se quién que dice que en las trincheras no hay ateos. 

@lecorbusier2

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...