martes, 3 de marzo de 2015

LAURO OLMO, UN ESCRITOR CENSURADO

El bueno de Luis; hijo del grande entre los grandes Lauro Olmo, el dramaturgo olvidado, y por añadidura mi médico de cabecera (esto me fastidia claro), sigue en esa lucha sin descanso de buscar por cuestión de justicia social (porque es social), el reconocimiento de su padre como lo que es; uno de los dramaturgos mas importantes de las España contemporánea. 
En esta España sin memoria implantada en manos del bipartidismo por fuerza de los medios de desinformación masiva, surge esa lucha individual y quijotesca de su hijo y amigo al que yo apoyo claro está, sin fisuras y desde la humildad el obrero que soy y que me siento. 
Esta es la carta que su hijo Luis escribe a Pablo Iglesias líder de PODEMOS porque si este, y esta vez si, es distinto a tantos otros que nos han enterrado la memoria colectiva llevándonos a mundo de desesperación, podremos disfrutar del ejemplo, la sabiduría y la lucha permanente por la justicia de Lauro Olmo.  

Les dejo las imágenes y recortes de periódicos de la lucha y las resistencia de Lauro Olmo por el barrio de Pozas de Madrid herido por la piqueta especulativa que hoy en día aun continua sin cesar. 





Hola Pablo, te escribo sin saber si llegarás a leer este correo, pero tengo que intentarlo. 
Soy Luis Olmo, hijo de Lauro Olmo, dramaturgo de la Generación Realista durante la Dictadura Franquista. Te escribo, porque el espíritu de Podemos representa todo lo que fue mi padre, un escritor del pueblo que defendió con su palabra y su compromiso vital, a los más desfavorecidos de la sociedad.


Censurado ferozmente por la Dictadura Franquista y también después por la "Censura democrática" por su compromiso con los "de abajo" ( su obra póstuma se titula Desde Abajo y es su testamento ético y literario),fue un intelectual que incomodaba por los valores y principios que seguía defendiendo. Un día acompañé a mi madre, en la época de UCD, al Ministerio de Cultura para solicitar una subvención para una de sus obras...el ministro de turno nos gritó, echándonos a la calle, que a mi padre le estrenasen los comunistas o que se fuera a Moscú, mi madre( como decía Haro Tecglen, "otra heroína por descubrir"), no se calló, nunca lo hizo, y se armó la trifulca, (fueron notorios sus enfrentamientos públicos en estrenos de Teatro contra Manuel Fraga y su cohorte).


Otra de sus obras: Pablo Iglesias fue marginada por el propio PSOE, esta obra trata, como decía Haro Tecglen, del héroe grande, popular y obrerista, pero Pablo Iglesias molestaba , era bueno para retrato, para presidir las sesiones de Ferraz, pero del que no se debía hablar demasiado. 


Nunca le dejaron estrenar en vida en un Centro Dramático Nacional ( a pesar de sus numerosos premios y reconocimiento internacional ) y cuando se cumple el 20 aniversario de su fallecimiento, finalmente puede estrenar en el CDN: La Pechuga de la Sardina, la lucha de la mujer ( de entonces y de ahora)y el enfrentamiento con el ambiente de miseria  material y mental, con la opresión, con lo que es en el escenario la lucha entre victimas, a las que una forma de sociedad reduce y obliga a la concurrencia entre ellas mismas.

Su obra más conocida La Camisa, trata la tragedia de los condenados a emigrar a otro país para poder subsistir, en aquella España miserable de 1950/60. Ahora se repite lo mismo.... si mi padre supiera que sus nietos y muchos otros, han tenido que emigrar para intentar vivir con dignidad....


Uno de los episodios que le tocó vivir, junto a nosotros, mujer e hijos, fue el Desahucio del Barrio de Pozas, uno de los primeros desahucios, allá por el año 1972, propiciado por los inicios de la especulación inmobiliaria, cuya lucha vecinal fue épica en aquel Madrid cuyo alcalde era el fascista Carlos Arias Navarro " el carnicero de Málaga ", lucha que duró varios años, hasta quedarnos resistiendo solos, mientras las excavadoras dejaban nuestra casa aislada entre escombros.
Te adjunto varios documentos que puntualizan mis argumentos.


Y te preguntarás que pretendo. Mi objetivo es reivindicar y recuperar la palabra de mi padre, que no caiga en el olvido impuesto, por eso te escribo, con la ingenuidad del que llama a la puerta de un amigo, en un último intento de recuperar aquel espíritu de lucha, compromiso y dignidad por el que mis padres y muchos de sus amigos y compañeros vivieron. Es justo recordar y reconocer a un escritor cuya honestidad intelectual y vital animó a proseguir tenazmente hasta su muerte (como recordaban Alfonso Sastre y Haro Tecglen)en la primera línea de aquella lucha perdida.
Me gustaría que pudierais asistir un día al Teatro, La Pechuga de la Sardina está un mes en cartel, en el Teatro Valle Inclán de Madrid, coméntalo por favor con tus compañeros y amigos. 
Os deseo lo mejor en este esperanzador año, un fuerte abrazo. 


Luis Olmo Enciso






No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...