domingo, 25 de enero de 2015

LA SOCIEDAD DE LA ESTUPIDEZ



@lecorbusier2



¿Ustedes creen que vivimos en la sociedad de la estupidez? Yo creo que sí, y creo más, esto ha sido una imposición del el sistema realizado mediante un plan de ingeniería social para fijar nuestros objetivos sociales en gilipolleces y no en lo que verdaderamente nos afecta como hombres y mujeres en teoría libres.
Uno de los mayores ejemplos que les puedo mostrar es aquella bravuconada de los Zapatero de turno a la hora de militarizar el especio aéreo español en una jornada de protesta para mí justificada y realizada por los controladores aéreos, para solucionar que miles de personas se pudieran ir de vacaciones. Nada de emergencia social, nada de necesidad nacional ante un problema gravísimo, todo era defender el derecho a irse de vacaciones de los trabajadores como derecho fundamental olvidándose de otros para mí muchos más importantes como el derecho a un trabajo digno y sueldo decente, derecho a una vivienda digna o a una educación y sanidad de calidad. Para estos derechos o para el derecho que nos asiste a los nacionales que en otros países están esperando que alguien se haga cargo de traerlos a casa o bien por enfermedad o bien porque no tienen con qué volver, ni un solo euro de recursos públicos o la movilización militar para solucionar estos problemas graves.

Recientemente también he conocido problemas parecido a este que les he contado pero en este caso por cuestiones meteorológicas debido a la nieve que cayó por la zona donde este pobre ciudadano se desenvuelve. Hemos llegado a tal grado de tontería  humana que un ciudadano, que podríamos llamar mequetrefe 1, llama a un político, mequetrefe 2, para exigirle como derecho “fundamental” que le quiten la nieve acumulada durante la noche en unas pistas de tenis para jugar, a lo cual el mequetrefe 2 en vez de decirle al mequetrefe 1 que el deporte no es un servicio público fundamental y que es más importante tal vez, quitar la nieve acumulada en centros escolares o médicos, le dice a un tercer mequetrefe, jefe de los servicios públicos que se prestan, que se elimine inmediatamente ese grave problema que supone que el servicio fundamental del deporte no se pueda prestar. Esto es lo que hay y esto es lo que tenemos.
Como ven el grado de estupidez de unos y otros, hace que estemos dirigidos por mendrugos de pan duro elegidos democráticamente por otro puñado de mendrugos de pan duro donde la estupidez se eleva a necesidad y lo necesario a lujos que no nos podemos permitir.

Con esto ¿ustedes no se creen que esto es pura y llanamente ingeniería social  para volvernos más estúpidos? Yo creo que sí y lo mejor de todo que no veo visos de solución por casi ningún lado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...