domingo, 8 de junio de 2014

JUAN CARLOS I EL AFORADO



@lecorbusier2



Cada hora que pasa con el tema de la abdicación de nuestro entrañable monarca me doy más cuenta que todo es producto de la improvisación y todo es una chapuza como la sabemos hacer los españoles.
Resulta que lo que estaba “atado y bien atado” por el PPSOE no lo está tanto ya que ninguno sabe en qué situación se encuentra el rey después de presentar su “dimisión”, donde va a vivir, que trato va a tener y lo fundamental, que van a hacer con un hombre jubilado todo el santo día en casa y que anda un poco gaga. Un problemón como pueden ver.
Vamos a retorcer la cuestión; resulta que el rey es inviolable porque así lo dice nuestra constitución sobre el jefe del estado, por lo cual cuando este deja de serlo está, como todos los españoles, a merced de que le denuncien por cualquier causa que uno estime y con permiso de la autoridad judicial competente claro. Si el rey como dice el PP, algún desalmado canalla quiere denunciarlo por lo que sea  no podrá hacerlo en la etapa de sus 39 años de reinado por lo que llegamos a la conclusión que en su etapa de principie y colaborador con el genocida este sí podrá ser denunciado por los delitos cometidos, lo cual no deja de tener su aquel.
Pero ante tanta insistencia del PPSOE y tanta velocidad en proteger esta figura me da que pensar que es rey debe de ser un delincuente importante porque no entiendo ese empeño y esa urgencia en hacer estas cosas ya que si estuviera limpio de polvo y paja él mismo debería de salir y decir que no se le afore.

Por lo tanto me da en la nariz que este hombre no debe de ser todo lo santo que nos están transmitiendo los medios españoles (y que cuando cruzas los Pirineos es todo lo contrario) y no nos están contado toda la verdad del asunto ya que me temo que su vida turbia no ha sido solo ir con la Corina entre otras.
Piensen un poco; la monarquía española recibe unos siete millones de euros de presupuesto y al rey se le estima una fortuna de 2000 millones de euros por lo tanto la sospecha es fácil.

A Juan Carlos I EL AFORADO le tienen entre algodones por alguna razón que desconocemos pero que nos lleva a pensar que sus sueños y anhelos andan por la cueva de Alí Baba hoy conocida como el IBEX-35.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...