martes, 8 de abril de 2014

ESTOY ESCUCHANDO EL DEBATE…



@lecorbusier2



Sobre la petición del parlamento catalán para poder realizar un referéndum donde les dé el derecho a decidir si siguen con España o campan por si solos por los mundos de Dios como país independiente. Y yo quisiera hablar sobre el debate, y sobre el maldito derecho a decidir aunque sé que nadie me va a hacer caso.
Ha empezado el tema con una mujer, no sé de quién se trata, como representante de los comisionados del parlamento catalán para solicitar el permiso y la verdad me he quedado atónito. Yo si fuera catalán independentista defendería esta con argumentos tales como; no quiero una relación con España, no nos sentimos españoles, y la última, soy independentista porque me da la gana y porque creo que solo vamos a estar mejor. Pero defender mi derecho a poder decidir o el derecho a ser diferentes al pueblo español no pasa por decir chorradas como catedrales. A mí que me hablen que Cataluña es una de las naciones más antiguas de Europa me hace muchísima gracia porque yo no recuerdo a Cataluña como nación. Defender que por ser antigua tiene derecho a decidir, es decir lo mismo que un colmenareño de Colmenar Viejo, villa que no sé si es del siglo XII o XIII, tiene el mismo derecho el día que a este se le antoje, es decir también una tontería. Por lo tanto por favor les pido un poco de seriedad.

Me ha dado tiempo a oír al señor Herrera que representa más o menos a IU pero con pedigrí catalán y me quedo también perplejo. ¿Como la izquierda, me refiero a la izquierda marxista que no se si el señor Herrera lo es, o es de la otra izquierda moderna, puede defender el derecho a que los obreros catalanes sean distintos a los obreros andaluces o madrileños? Si es esto es de izquierdas se me caen las lágrimas al oírlo. La izquierda y no voy a dar lecciones a nadie, debe de defender la desaparición de todas las fronteras y defender que los obreros del mundo pertenecemos todos a una única nación, la proletaria y la solidaridad entre todos nosotros, y por lo tanto lo que tenemos que hacer es derribar todos los muros.  Defender lo contrario de esto es defender el modelo burgués de sociedad en el que mucha izquierda se encuentra muy a gusto tal vez debido, creo yo, a sus buenos salarios de parlamentarios de lo que sea.
El presidente o sea, el PP, me cabrea sobradamente al defender la soberanía nacional de todos y cada uno de los españoles cuando hace tres días está la ha vendido a los mercados sin consultarnos. El es un patriota solo cuando el estado burgués se tambalea pero cuando de lo que se trata es de explotar a los ciudadanos, quitarnos derechos, llevarnos al pasar hambre este patriotismo no existe. Sí destaco  de su discurso cuando defiende el derecho a permanecer juntos con los catalanes, con sus referencias históricas y todo, las cuales coincide con los argumentos de los que defienden el derecho a decidir a la hora de defender su estado independiente lo que cual no lleva a pensar que tanto la burguesía catalana como la burguesía española lo que quiere hacer es seguir explotándonos entre discursos plañideros de patrias y demás gilipolleces varias.
He escuchado a Rubalcaba y no termino yo de cogerle el aire a su discurso. No me termino de creer del todo esa equidistancia entre populares e independentistas ya que me parece una postura un poco cómoda y poco valiente porque como he dicho antes, una izquierda valiente debería de haber denunciado la maniobra de unos y de otros de intentar explotarnos más entre discursos meapilas de unas patrias y otras.
¿Y qué hubiera hecho yo? Complicado, muy complicado. Si yo fuera EL PRESIDENTE este discurso independentista lo hubiera desmontado yo desde posiciones de la izquierda marxista-leninista diciendo que Cataluña no fue jamás una nación y como no fue nunca una nación hablar del derecho de autodeterminación es inapropiado en esta caso, ya que nunca ha habido una unión de un estado independiente a otro estado superior en este caso España, pretendiendo bajo el discurso de patrias, beneficiar a la burguesía en este caso catalana. Podría también volverme loco e ir más allá que los propios independentistas y permitir el derecho de autodeterminación a todas las diputaciones integrantes de Cataluña, es decir consultar a los ciudadanos de las provincias de Barcelona, Lérida, Tarragona y Gerona si quieren ser españoles, catalanes o independientes de ambos ¿Por qué no?. Seguramente el discurso de los comisionistas del parlamento catalán coincidiría a pies juntillas con el discurso de Rajoy en el día de hoy al defender la “unidad” de la patria catalana.  
¿Y si yo fuera Gila? Pues si yo fuera Gila “soberanamente” defendería la proclamación de independencia  en parlamento y segundos después pediría la anexión a Rusia como lo ha hecho Crimea. No seré independiente pero dejare de pertenecer a España que parece ser es la que me explota.

Mientras todo esto ocurre los españoles y los catalanes, los independentistas catalanes y nacionalistas españoles, nos estamos quedando sin trabajo, sin derechos, si una educación y sanidad pública mientras los que defiende casi lo mismo siguen saqueando delante de nuestras narices nuestro dinero y nosotros como tontos debatiendo si Cataluña, si España. Cuando aprenderemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...