domingo, 16 de marzo de 2014

JOSE SACRISTAN, EL MEJOR ANALISIS DE LA SEMANA



@lecorbisier


Ayer tuve la oportunidad de escuchar durante escasos 10 minutos a uno de los grandes de la escena de este país, José Sacristán, el cual como ustedes saben lleva toda su vida dedicado al teatro, cine, tv y lo que le echen. A pesar de que la entrevista venía un poco envenenada, es decir, que venía a hacer un  poco de autobombo del grupo A3MEDIA y su serie que dicen que es de éxito Velvet en la que participa, no quito ni un ápice de intereses a la hora de adentrarse en la sociedad actual y como no, la crisis.
Comparto con él, y que yo siempre he defendido, que esto es una guerra pero de otra forma donde ellos, es decir, los que se enfrentan a él y a nosotros, la están ganando y ya no existen tanques ni cañones, ahora existen medidas que nos llevan a la desesperación y que nos coartan derechos sociopolíticos y de libertades de carácter general. Ahora los muertos, según Sacristán, no se desangran, no son escandalosos, ahora los muertos son los que se van al paro, los que desahucian de sus viviendas y los que sufren una sanidad tercermundista y una educación que da pena (aunque yo creo que esto es una forma de asesinar sibilinamente porque ya veremos los índices de mortandad con todo esto).

Pero lo que me gusto, lo que me puso en píe y lo que dijo mi corazón que era verdad, es cuando hablo de la izquierda y el desmantelamiento de la misma por parte del sistema y por parte de sus actores. Gran parte de la izquierda también es parte del problema porque cuando en este país, o en el mundo, han ocurrido estas cosas inaceptables, esta ha mirado para otra parte, lo cual también he dicho por activa y por pasiva siempre (en este párrafo le echo una buena mirada de escarnio a los sindicatos mayoritarios los cuales son actores principales en este desmantelamiento defendiendo como bueno aquello que era asquerosamente malo para los trabajadores).
Para mí la entrega de las armas y la rendición incondicional de la izquierda a nivel casi mundial fue en la caída del Muro de Berlín. Allí no solo se cayeron los cascotes al pavimento allí los cascotes se cayeron encima de izquierda y tan siquiera fuimos capaces de mover un brazo para desenterrarnos y poder respirar. Preferimos que nos rescataran otros con sus condiciones haciendo desaparecer todo aquello que para sus intereses era válido y dejando entre la maraña de escombros aquello que les pudiera resultar perjudicial para el diseño social de lo que se nos venía años después encima.
Harto estoy en decir y defender mucha de las políticas que se hicieron en la bloque del Este, que como he dicho alguna vez, jamás veremos en el mal llamado mundo libre. A mí no se me cae la cara de vergüenza en afirmar que la práctica socialista fue muy útil a la hora de trasladarlas a las personas cosas positivas (no sin muchas mejorías y sin mucha otra crítica de decisiones inaceptables) para que estas de desarrollaran con ciudadanos. No se me caen los anillos ante esta izquierda muy moderna y enrollada, y ante la derecha medieval de este país que la gran mayoría de los actos de carácter social del campo socialista son de aplicación a la hora de terminar de una vez con todas con esta crisis y no digamos con el capitalismo depredador de almas. Y tampoco me esconderé en defender que lo puesto en funcionamiento allí es lo más positivo que se ha hecho por el hombre jamás sobre el planeta.
Solo les recomiendo una cosa, que se alejen del discurso oficial o de la información sesgada apelando al grado de curiosidad que todo ser humano debe de tener en algún sitio, y urgen, escarben, analicen y sean capaces de sacar sus  propias conclusiones al margen de todos los “pensadores” de un lado o de otro, que nos han intentado colarnos verdades mas falsas que un billete de diez euros de gomaespuma.

Agradezco al “peazo” actor Sacristán de darme este momento reflexivo que muchas veces es como ir al baño en condiciones aceptables. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...