jueves, 27 de diciembre de 2012

LA SANIDAD PÚBLICA ES NUESTRA


 Yo creo que todos tenemos claro que la sanidad pública es nuestra, es decir de los trabajadores, y no del político de turno que llega mediante unas elecciones a gestionar nuestros asuntos, por lo tanto es nuestra (otra vez)  porque con nuestro dinero se ha construido y con nuestro dinero fruto del esfuerzo de nuestro trabajo, hemos llegado a este grado de calidad de la misma.
Esta crisis ha traído muchas cosas y se va a llevar otras. Lo que va a caer como fruta madura son los servicios públicos de cualquier tipo, en manos de empresarios desaprensivos que su única labor es llevarse el dinero a espuertas a costa de la calidad de dichos servicios. No nos tenemos que olvidar que en la modélica democracia española las empresas intervienen votando con las aportaciones ilegales a muchos de los partidos mayoritarios (acuérdense del tamayazo). Con sus intervenciones distorsionan voluntades y manipulan descaradamente al electorado con los panfletarios de los medios de comunicación a los que pagan buenas cantidades de dinero (luego nos hablan de Cuba, Venezuela etc.). Estas intervenciones como saben no son  gratuitas ya que con el tiempo pasan a cobrar estas ayudas  en forma de concesiones de los servicios públicos que son necesarios y como son así por su naturaleza, son negocio, y si no lo son se dotarían de  las  correspondientes aportaciones de dinero público para hacerlos rentables o más rentables si se puede. En tiempos de crisis no hay nada como que a un empresario de estos ejemplares que pululan por Madrid le concedan el honor de gestionar un servicio público como por ejemplo el de la sanidad.
Yo difiero enormemente del discurso de los colectivos de trabajadores que están peleando en varias cosas; han sido poco listos cuando ellos parapetados en sus hospitales o centros de salud ha visto como a otros compañeros de otros servicios públicos les atacaban en las misma proporción que les están atacando ahora a ellos, pensando que jamás le iba  a ocurrir a la sanidad madrileña tan desagradable asunto. Ahí se confundieron ya que precisamente este sector es un gran negocio para los fondos de inversión y por eso las movilizaciones tendrían que haber sido a la vez que el resto de sus compañeros. Se equivocan también en jugar en el tablero de la derecha, con las cartas de la derecha, y con las normas de la derecha, lo cual no me sorprende porque en estos colectivos hay gran cantidad de trabajadores conservadores que no quieren molestar en exceso al poder del PP, solo demostrarles que se equivocan; la sanidad pública debe de seguir siendo pública aunque (no es el caso) cueste más dinero que la  gestión privada por una simple razón, el trabajador de estos servicios así como su gestión debe de ser independiente y profesional alejada de cualquier presión del poder político que intenten cambiar funcionamientos que puedan alterar la calidad de la misma y a las necesidades médicas que los pacientes necesiten, ya que si fuera justo al revés estaríamos hablando de una fabrica que se mide única y exclusivamente por criterios de rentabilidad económica y no social, y este no es el caso.
Por lo tanto a mí como ciudadano me importa un bledo si la sanidad pública cueste más que la privada (que no es el caso nunca, repito) ya que yo la estoy pagando y quiero que sea la mejor del mundo mundial porque si quisiera que fuera barata pediría que  nos dieran  a los ciudadanos un botiquín de esos que dan las mutuas en los centros de trabajo, aunque nos muriéramos como perros. Los trabajadores públicos de la sanidad ¿lo tendrán tan claro como yo? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...