domingo, 4 de noviembre de 2012

LA MACROFIESTA DE LA MUERTE





Estoy consternado por la muerte de estas cuatro chicas de la mano del infortunio y de la dejación de funciones de las distintas administraciones que tienen que velar por nuestra seguridad. Esto pasa, como he dicho multitud de veces, por dejar en manos privadas el ocio de nuestros jóvenes a unos empresarios desaprensivos que no tienen reparo de saltarse las normas de seguridad a la torera. Porque de no suceder esto ¿nos hubiéramos enterado de todas las irregularidades cometidas? estoy seguro que no.
Evidentemente que esta desgracia que no se me va de la cabeza (sobre todo lo que tienen que estar pasando esas familias) y me lleva a la reflexión después de conocer por la prensa datos para mí escandalosos. No puedo entender que mientras se destinan 1500 policía a controlar, según datos de la nefasta delegada del gobierno de Madrid 6000 manifestantes, para esta fiesta de 10.600 personas de aforo, que en realidad fueron bastantes más, solo unas cuantas patrullas de policía municipal. Lo que me lleva a pensar (que lo llevo pensando varios años ya) que a los poderes públicos nuestra seguridad y la defensa de nuestros derechos les importan un bledo  y si tienen que mandar a 1500 policías a abrir cabezas, que para eso están entrenados, no tienen ningún problema puesto que  de esa manera defienden  su forma acomodada de vida, pero  si tienen que mandar  policías para salvaguardar la vida de nuestros hijos, ni uno solo, ya que esto les importa, y como hemos dicho antes, un bledo, ya que  esto para ellos no supone que les puedan mover del sillón.
Pero quiero ir un poco más lejos; por razones de trabajo que ahora no vienen al caso, me tocó presenciar festejos taurinos no como espectador, que ahí no me van a encontrar, sino en cierta manera como  responsable de parte del programa de fiestas de un importante pueblo de Madrid (repito, en cierta manera no me quiero poner medallas que no son mías). He de decirles que me sorprendí del control que hay por parte del ministerio del interior y por parte de la guardia civil, de la “calidad de vida” y del control sanitario junto con los veterinarios de la Comunidad de Madrid, de los toros iban a ser sacrificado en la plaza. Yo no sé si los ciudadanos de “mi querida España, esta España mía, esta España nuestra” vamos a tener que declararnos TOROS, para que por lo menos las autoridades se preocupen por nuestros bienestar y hagan su trabajo decentemente pensando en los ciudadanos y sus necesidades, que ya va siendo hora.

Me solidarizo con las familias que desgraciadamente han tenido que vivir esta experiencia atroz, para ellas todo el cariño del mundo.  

4 comentarios:

  1. Interesante artículo como siempre pero permítame que le haga, al menos, un par de matizaciones.

    la primera: Visto está que no confía usted en el sector privado, pero tampoco por lo que leo después en el público. Unos por desaprensivos y otros por nefastos, debo decir que , en ambos casos, le doy la razón. Muy mal está que por un deseo de lucro sin medida se obvien las medidas de seguridad y se incurra en un sin fin de negligencias que han provocado esta desgracia. Pero aun peor es que el sector público haga dejación de funciones, o que, de creer al Mundo, el empresario este, al parecer con un historial de irregularidades importante a sus espaldas, incluidas dos tentativas de reabrir la Discoteca Alcalá 20, presuma de tener " contactos" en el ayuntamiento. En mi opinión, un empresario privado puede muy bien organizar este tipo de eventos si el sector público ejerce su labor de supervisión de forma adecuada.

    La segunda salveedad que le hago es la siguiente, y es muy typical spanish: Aquí, por desgracia amigo mio, nada tienen que ver las ideologías sino la educación. Tras la tragedia todo son declaraciones de testigos, muchos de ellos menores de edad, asegurando que nadie les ha pedido el carnet, que han entrado doce con un solo ticket, etc. Y me pregunto. ¿Acaso en algún otro país, como por ejemplo, Suecia, Alemania, etc, esto sería posible?. Otra cuestión más. ¿Qué hacen los padres de estos chicos permitiendo a menores campar a sus anchas hasta las tantas de la madrugada sin tener idea de que sus hijos se cuelan en fiestas para mayores de edad?.¿ Y si lo saben, por qué se lo permiten?. Creo que, aparte de exigir dimisiones, imputaciones penales, etc al ayuntamiento y a la empresa se debería comenzar también por exigir a muchos de estos padres que cumplan con su deber. Porque de una cosa estoy seguro, el chico que no fue a esa fiesta, no se convirtió en víctima. El que tiene una educación y una ética para no colarse tampoco. Ya está bien de pedir libertades por un lado y por otro exigir que el Estado o quién sea nos tenga que decir lo que está bien o mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No confío en absoluto en el sector privado, el cual es ladrón por naturaleza. Pero confío en el sector público que a pesar de sus dirigentes que son los que gestionan la cosas pública, funciona de manera aceptable.
      Creo que la inmensa mayoría de los padres confían en sus hijos y que esto actuaran de manera correcta dicho esto, no todos los padres están a la altura de las circunstancias y si se exige un psicotécnico para sacarse el carne de conducir, porque no se pide uno para tener hijos ya que todo el mundo no esta preparado para esta responsabilidad. Con ello no digo que los padres de las víctimas sean unos irresponsable que no lo creo. Los padres también confían en que las administraciones hagan su trabajo pero se ha visto que no.
      Gracias por su comentario.

      Eliminar
  2. Tiene razón el anónimo. Yo añadiría dos cuestiones que están entrelazadas. Por una parte habría que señalar que hablar de sector privado en España es hablar de un empresariado mediocre cortoplacista y vividor de rentas ("que inventen otros"). Y hablar de sector público es hacerlo de unos auténticos corruptos con el unico fin en la vida de "chupar del bote". Unos y otros se necesitan mutuamente. Y por otra parte la casta politica española detesta profundamente la prevención con el pretexto estupido de que la prevención,al no verse, no da votos a los politicos ni posteriormente beneficios a los empresarios. Por tanto hacen dejación de funciones para luego "entrar en acción", con cámaras de por medio, para ponerse medallas y llamar heroes a bomberos y policias. Se actua a posteriori para ganar elecciones y llenar bolsillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sector privado esta lleno de ladrones y este se imbrica perfectamente en el sector público del que se nutre ya que este esta también lleno de ladrones. Así es el sistema capitalista en el que vivimos.

      Gracias por su comentario.

      Eliminar

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...