domingo, 7 de octubre de 2012

EL JUEZ PEDRAZ


Después de unos días de asueto en esto de escribir debido a causas ajenas a mí voluntad (tenía cosas mas interesantes de que hablar), retomo con ahínco y tesón la actualidad política esperando que mi cabeza no me juegue una mala pasada y se me dispare el pensamientos en otras partes del mundo en situaciones imposibles pero placenteras que las escasas neuronas que me quedan descansen de tanta tensión aunque a decir verdad, se generan otras de otro tipo de las que no rehúyo en absoluto, todo lo contrario.  
Dicho esto entramos voy a entrar directamente en la pocilga hispana dispuesto a poner orden a tanta tontería.
El juez Pedraz para que lo entiendan sin interpretaciones me parece ahora mismo un héroe social, héroe social por otra parte que necesitamos con urgencia en esta sociedad putrefacta. El juez Pedraz sin proponérselo se ha convertido en un referente ético para todos aquellos que andan deambulando por las calles en interminables luchas y que al no existir referentes políticos o sindicales andan dispersos sin solución de continuidad con cortísimo recorrido. Para que lo entiendan, se ha convertido en un príncipe para el pueblo como decía GUNTER GRASS al que ha defendido ante la presión de los poderes facticos que pedían sangre, sudor y lágrimas para las “víctimas” del 25 S. No quiero decir con ello que este hombre se vaya a poner al frente del populacho, o vaya a presentarse en política o algo parecido, pero sí como he dicho antes, va a ser un  referente social de alguien que está dentro de uno de los poderes de la democracia añadiendo a esto que pertenece a la AUDIENCIA NACIONAL que como saben es un tribunal excepcional continuador del franquista TRIBUNAL DE ORDEN PÚBLICO y por lo tanto una aberración democrática de primer orden. El poder con ello se resquebraja y salen voces que reclaman derechos y sobre todo, justicia.
Estos días con respecto a las acusaciones inventadas para condenar a los cabecillas del 25 S, me han confirmado donde realmente se encuentran nuestros derechos y cuando valen para el poder ejecutivo. No puede ser que se pida condenas para personas que no han cometido ningún delito y que lo único que han hecho es  ejercer un derecho, el de manifestación, para protestar contra una determinada política que enfanga prácticamente a todos los partidos políticos.  En esto precisamente entra el juez Pedráz defendiendo este derecho ante una situación de hastío de los políticos o de los poderes financieros, de los manifestantes y no se les puede acusar (y esto es mío) de atentando contra las altas instituciones del estado cuando una de ellas debe de ser el PODER POPULAR donde emanan (eso dicen) todos los poderes de estado. Si existiera algún delito por parte de ataque a altas instituciones del estado este sería sin duda alguna, los decretos ejecutivos que desde el gobierno de turno emanan (y la actuación de su policía) para terminar con la otra  institución del estado que es el  poder del pueblo y sus derechos.  No sé si esto se entiende, yo creo que sí.
Por eso me gusta la sentencia del juez que pone cada uno en su sitio, incluido a la nefasta policía y que no me resultaría raro que el nombre del juez se coreara en las siguientes manifestaciones.
Gracias señor juez por abrir la ventana y que nos entre aunque sea un poco,  de aire fresco en este infierno insoportable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...