martes, 31 de julio de 2012

LAS OLIMPIADAS




Si de algo nos vienen bien las Olimpiadas es de no aguantar a Rajoy y a tanto ministro listillo que invaden nuestras televisiones y entran en nuestras viviendas como elefantes en una cacharrería. He de reconocer que al principio de las mismas me da pereza ponerme delante de la TV y ver deportes que desconocía completamente o que conocía por los cromos de BIMBO de la época, pero al final me da igual lo que me pongan que me lo trago como buen consumidor.
Así por encima como el que no quiere la cosa me he tragado alguna que otra final de halterofilia femenina donde las armarios chinas han arrasado sin despeinarse y sin ver en su rostro ni una sola mueca de sufrimiento, que en este deporte se asemeja al estreñimiento, levantando pesos de más de cien kilos. O me he tragado descenso de canoas por aguas salvajes que viene a ser lo mismo que el trial con moto pero en una barca y muy jodido; que en el caso español tiene merito porque nuestros ríos están más secos que la mojama u ocupados (o fuera de cobertura en estos momentos, como en los móviles) por urbanizaciones que quitan el hipo a los mortales. También he visto tiro con arco donde no se por qué extraña razón contenía el aire hasta que saliera la flecha, ¡como si fuera yo es que está allí! que pringao puede llegar a ser uno.
He visto lo habituales como la natación con nadadoras que te sueltan una guantá y te da la cabeza vueltas como a la niña del exorcista con esas manos que parecen raquetas de pádel, como para pedirlas salir así en plan novios y te pongas pesado ante su negativa;  saltos de trampolín colocados cerca del Sol de lo altos que están , un poco de balonmano donde nos pegamos y bien pegados con los nórdicos de IKEA y poco más, pero estos para mí duran demasiado y se me hace un poco pesado. Hay veces que incluso me provocan agujetas.
Me gusto la jornada de inauguración que para mí, ha sido de las mejores gracias a las aportaciones de BARCELOLA 92 donde ser terminaron los juegos florales a semejanza de el DIA DE SAN JOSE OBRERO en el Bernabeu, la cual logró conectar con la gente que estaba contemplándola como yo, dándome que pensar que aportaciones han hecho los británicos al mundo del arte, la cultura y otras cosas, tan importantes para la humanidad. Alguien como muy mala leche me comento que si las hubiéramos hecho en Madrid la fregona, invento español, hubiera ocupado un lugar destacado ya que este artilugio ha evitado muchos dolores lumbares a nuestras abuelas o madres (que son las que curraban en casa). No quiero ni pensar que estas olimpiadas se hubieran celebrado en el Madrid de Esperanza Aguirre ya que con lo cabezota que es a parte de haberse pegado con medio mundo, nos hubiera metido LOS TOROS como deporte de exhibición a base de meter pasta  a los del COI, que como saben les gusta más el dinero que al Dioni.
Cuando termine esta fiesta deportiva haremos una pequeña reflexión sobre la misma sin grandes pretensiones y sin que se tengan que concentrar ciudadanos en las calles por lo puesto en este blog. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...