domingo, 17 de junio de 2012

SUMMER CAMP DE LOS TRABAJADORES DE LA MINERIA ASTUR-LEONESA




Esto que le está ocurriendo a los compañeros de la minería astur-leonesa sí que es un Grado de esos universitarios que se ha inventando con eso del Plan Bolonia  o un post-grado donde a los hijos de los obreros los sacan la pasta por estudiar. 15 de campamento con ellos es más positivo para mucho sindicalista ramplón que campea por las empresas con maletín y chaqueta con vaqueros, que todos los cursos que ofrecen a nivel sindical para justificar salarios.
Como siempre los obreros-mineros nos dan lecciones de cómo se hacen las cosas cuando  esto  se pone feo y cuando los caraduras de siempre nos recortan los derechos de miseria que tenemos. Este es el diálogo que se debe de fomentar en las organizaciones sindicales y no el del PACTO SOCIAL para subirnos las jubilación hasta los 67.
Ayer se volvió a vivir un nuevo seminario por parte de los trabajadores, de cómo enfrentarse con la policía del capital y sus medios “legales” de represión utilizando cohetes, cascos, tirachinas, barricadas y mucha voluntad combativa de años de ducha que nos sacan al resto de los mortales. Este es el ejemplo desinteresado que nos dejan a los que piensan que las cosas se arreglan por generación espontanea. Se confunden quien  exige que los delegados sindicales deben de   ir puerta por puerta de nuestras viviendas ofreciéndonos un catálogo soluciones a nuestros problemas como si se tratarán de los de AVON. No, hay que ir al sindicato, a ofrecer soluciones, a arrimar el hombro,  jugarse el pellejo ya a enfrentarse con quien sea porque no nos sigan robando.
Hoy en “EL PAÍS” aparece uno de los sindicalistas ejemplares. Este no aparece en una comida con la patronal, o dando la mano a ningún alcalde por algún acuerdo chorra que no se cumple pero que queda muy  bien en la prensa. Este aparece con pasamontañas, casco, y un lanza-cohetes casero defendiendo su puesto ante los ataques de los piquetes fascistas de la patronal, la GUARDIA CIVIL. Se llama KAFIXIU y la frase, que parece que al resto se nos ha olvidado, es la siguiente: “MI ABUELO LUCHÓ EN EL 34, MI PADRE EN EL 62 Y AHORA ME COTA A MÍ”
Esta frase resume perfectamente lo que debe de ser la clase obrera y que jamás se nos debe de olvidar. 

1 comentario:

  1. ya lo cantaban Siniestro Total, cuenca minera. ¡Qué visión de futuro tenían!

    ResponderEliminar

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...