jueves, 28 de junio de 2012

EUROCOPA 2012

No soy muy futbolero lo sé, y no es porque no me guste este deporte que me gusta, es mas bien por todo lo que le rodea sobre todo cuando hablamos de la selección de la federación española de futbol. Aquí, como cuando hablamos de los clubs de primera división, se encuentra generalmente lo peor de los patriotas que exhiben con gran profusión todos los símbolos patrios conocidos y por conocer, y que eso de la patria es un nombre o un sentimiento para explotar y defender solo sus privilegios.

Dejando esto claro ayer, repito, como mal futbolero que soy, me fui tranquilamente a tomar una hamburguesa durante el primer tiempo sin ver absolutamente nada del partido. Intuía que nuestros hermanos los portugueses nos las harían pasar canutas, y me incorpore a la mitad del segundo tiempo hasta los penaltis, los cuales no vi porque mi salud no lo soporta. Solo me falto este breve espacio de tiempo para sufrir como un jabato ante el juego ramplón de la selección que luego durante la prorroga, sacando fuerzas de no sé donde, se convirtió en magistral ante la mirada atónita de nuestros hermanos lusos.

Me gusto ver ganar a la selección porque como bien dijo Casillas con la que está cayendo nos viene muy bien llevarnos alguna alegría social aunque pienso yo, que no nos debe de despistar de cuál es nuestro horizonte como obreros. Pero no debemos de olvidar de quien lo dice ya que estos jugadores que alardean de bandera y de escudo, a la hora de pagar los impuestos de sus primas millonarias lo hacen en países de una menor exigencia con lo bien que les viene a nuestros niños para la educación o para nuestros enfermos os jubilados. ¡Estos sí que es patriotismo! y no el mio.

En este arranque emocionado de todo ello e intentando olvidar lo que les he contado, decidí exhibir mis símbolo patrios y no es otro que poner en uno de mis balcones la bandera de la España republicana a pesar de las miradas no sé si de desconocimiento o de cierto reparo ante lo que significa y la carga simbólica que tiene de los viandantes que pasean por la calle. Y es que estoy rodeado de roji-gualdas y me recuerda más a un cuartel el día de la visita de un general que una comunidad de vecinos y eso que también tengo unas cuantas banderas italianas las cuales me agradan muchísimo.

Les dejo algunas fotografías con banderas republicanas en los balcones. No estoy solo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...