martes, 20 de diciembre de 2011

AHORA SI VAMOS EN SERIO CON LA CEOE

Si el otro día hablábamos de la posición “terrorista” del señor Rosell en cuanto a su obsesión de los derechos de los trabajadores (cosa que sigo pensando) hoy vamos a darle una vuelta de tuerca a todas estas cosas que ha dicho y que parece ser que no hay líder sindical ni líder  de la izquierda que se atreva a contestar como mandan los comités centrales (de los de antes) anclados todos ellos en lo políticamente correcto, cuando precisamente el lenguaje de los magnates de la CEOE es claro, duro, y sin tapujos de ningún tipo, no escondiendo su desvergüenza asesina.
Si yo fuera un líder de la izquierda (o de algo)  para ganarme a los trabajadores, porque ese es mi fin, le diría a ese líder de fomento de la pobreza lo siguiente:
El minicontrato de 400 euros que usted propone es ni más ni menos que una estafa social puesto que lo que se pretende con esa iniciativa  es atacar directamente a las mujeres porque son realmente a quien va dirigido este modelo de contratación, complicando más su vida, ya muy difícil de por sí,  que van a ser peor pagadas que los hombres, con peores horarios, y  sin ningún derecho social. Creo que también esta medida es perversa y falsa ya que lo que se pretende es esconder parados a cualquier precio porque si no dígame usted que si  un salario de risa y una jornada salvaje, como la que pretende, es considerado “trabajo” y un “no parado” para usted. Yo le hubiera dado otra solución al problema del paro desde su prisma y es contratar en un puesto de trabajo de ocho horas a ocho trabajadores y terminamos con los cinco millones de parados de un plumazo, eso sí, tendríamos más de diez millones de pobres.
El despido de 900.000 funcionarios sin saber si van a ser de educación, sanidad, correos o bedeles del ministerio del interior, ocultándonos con este discurso  que lo que se pretende es menos estado, por lo tanto, menos derechos, menos protección y mas negocio para la “iniciativa privada” que entrará como un elefante en una cacharrería contra la igualdad y la justicia social, dando a entender tramposamente que la empresa privada no hay que pagarla y que todo nos lo hace gratis, cuando los hechos ha demostrado todo lo contrario.  
Moderación salarial, yo le diría ¿más? le recuerdo que en el periodo del boom económico donde se robaba a espuertas, los beneficios económicos de sus majestades empresarios-sátrapas, fue del setenta por ciento mientras el poder adquisitivo de los trabajadores se redujo en cuatro decimas. ¿Dónde tienen ustedes ese dinero? ¿Qué han hecho por él?
Me atrevería darle algún consejo para mí importante y es tan sencillo como eficaz; obligue  usted a sus “comandos” que todo el dinero “B” que atesoran y que todos los que hemos trabajado alguna que otra vez en la empresa privada lo sabemos, lo saquen a la luz y no lo desvíen a corralitos fiscales donde se mezcla con el dinero canalla de la droga o la venta ilegal de armamento en la que creo yo, ustedes se encuentran muy cómodos.
Si yo fuera líder de la izquierda, que no lo soy repito, pediría inmediatamente una inspección fiscal a su organización y a las empresas asociadas, y con ello exigir de manera urgente su ilegalización por atentar contra el bienestar de los ciudadanos y sus condiciones de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...