lunes, 31 de octubre de 2011

OTOÑO

A este verano le ha costado abandonarnos a los fríos y a las lluvias. Empezó con el paso cambiado inundado de perezas que no ha llegado a sacudirse en todo su esplendor, dándonos un verano de luces y sombras, de temperaturas tibias. Verano que nos ha robado el otoño con sus lluvias y sus setas, de mañanas húmedas y tardes de paseo, de guisos en puchero y de rebecas tempranas. Ahora cercanos al Tenorio sufrimos los primeros rigores temporales que han llegado con urgencia, intentando recuperarse del olvido impuesto por esta estación desquiciada. Vientos en todas direcciones rodean nuestro contorno resecándonos la piel, acariciándonos con sus garras, sintiendo las primeras gotas en el rostro que nos hacen sentirnos vivos. Nievan hojas de los árboles de distintas formas y colores, llenando calles y plazas de esta alfombra de olores otoñales, paseamos sobre ellas como si pisáramos la uva, oyendo su chasquido rítmico, que marca nuestro paso. No hay soldados, no somos soldados, somos hombres libres, somos hermanos de mi hermano y hermanos del desconocido transeúnte. Lluvia de otoño, que tarde llegas……….. 
  
DIENEKHA

2 comentarios:

  1. Muy bonita reflexión poetica sobre esta estación que es mi favorita. A modo de Oda al otoño coincido con usted. Es una época de introspección y de cambio, diríaise que mágica. A mi parecer auna varias virtudes. Todavía tenemos luz solar abundante en su principio, aunque vaya decayendo con rapidez.El calor del verano empieza a menguar pero aun no sufrimos el frio helador del invierno y, sobre todo, hay menos bichos. Y los bosques adquieren unos colores bellísmos. Como parte negativa comienzan la molesta gripe y los catarros. Pero ya se sabe que nada es perfecto.

    ResponderEliminar
  2. No hay que olvidarse que el otoño tambien es tiempo de poesia y de poetas, pero tambien de depresiones.

    ResponderEliminar

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...