martes, 12 de julio de 2011

VIAJE A LA VERA EXTREMEÑA


Pero que bien me lo he pasado este fin de semana largo allá por la Vera cacereña disfrutando de su paisaje de sus gentes y de mis amigorros. Y no es porque tenga la obligación de viajar con ellos, es que una serie de circunstancias nos lleva a todos nosotros a visitar un día de quince a nuestros niños que están de campamento tocando este año la provincia de Cáceres y que a decir verdad son una gente maravillosamente magnífica.
Me marche el primero a otear la zona y ver dónde comer, tomar unas copas, si se tercia, y la verdad, tuvimos todo el tiempo del mundo para realizar esta tarea antes de que llegara todo el contingente de amigos dispuesto a pasarlo bien.
La primera visita que hay que hacer es al Parador Nacional de Turismo de JARANDILLA DE LA VERA, toda una belleza arquitectónica aprovechada para el disfrute de sus visitantes. Comimos excelentemente bien pero caro. 80 euros por tres personas con un plato para compartir, un segundo y un menú infantil, pero ya se sabe, los Paradores son así y por eso no vamos todos los días a comer a uno, pero tengo que reconocer que la calidad de esta empresa pública es insuperable.
El pueblo donde los instalamos se llama ALDEANUEVA DE LA VERA y para serles sincero es un pueblo desde mi punto de vista, un poco feo y que aportó poco a la recreación observadora del que escribe. Nuestros aposentos en plan rural lo hicimos en el YEDRÓN en la mismísima calle central y con un buen trato por el dueño del mismo. Desde aquí se lo recomiendo a todos ustedes. Llegada la noche lo habitual en estos casos, cubata y pocha hasta las tantas en un ambiente festivo muy agradable.
Al día siguiente visita a los churumbeles en el CAMPAMENTO MUNICIPAL DE LOSAR DE LA VERA con muy buenas instalaciones y en un sitio sombrío y fresco, donde a la brigada de la pitanza, o sea nosotros, nos tocó hacer la paella para doscientos aproximadamente y que según nos cuentan esas doscientas auditorías externas que fueron nuestros comensales, fue la paella más buena que se ha hecho en estos eventos y es que no hay nada como hacer las cosas con cariño y rodeado de buena gente, para que el éxito este garantizado y si no ya saben, que lo haga otro que tampoco hay ningún problema en eso.
El domingo fue día de vuelta pero antes había que ver ciertas cosas históricas de la zona ya que estamos en plena Ruta Imperial del único emperador español que yo conozco llamado Carlos I de España y V de Alemania. Visitamos en monasterio donde se fue a morir YUSTE, y un sitio interesantísimo que casi todo el mundo se suele pasar que es el CEMENTERIO MILITAR ALEMAN mantenido por la Embajada Alemana y donde, según reza una placa, recoge en un solo lugar a los alemanes muertos en España durante la Primera y Segunda Guerra Mundial y que dicha Embajada tuvo la brillante idea de reunirlos en un solo suelo y nada mejor que al lado de su emperador Alemán Carlos V. Aquí vemos que las guerras no son nada románticas como nos cuentan ya que ver en las cruces oscuras la fecha de nacimiento y muerte de los allí enterrados nos damos cuenta que esos niños, porque son niños de 19 ó 20 años, les robaron la vida por las ideas de grandeza de algún memo de turno o de algún loco apoyado por el capital.
Pero si les sigo hurgando, les recomiendo un sitio que está un poco fuera de las rutas más famosas y que es el pueblo de GARGANTA DE LA OLLA, que está a continuación del Monasterio de Yuste y que es una preciosidad. Disfrutamos de sus calles estrechas y cargadas de historia, y de su rico pimentón de la Vera que nos vendían en las tiendas del lugar. Según nos cuenta una persona que regenta uno de estos pequeños comercios familiares y ante mi pregunta de puro cotilleo al ver un cartel donde ponía FIESTA DE LAS ITALIANAS (que por lo visto son las fiestas locales de allí), me comento que realmente no se sabe ciertamente porque tiene este nombre pero que se cree que por la zona había unos 3500 soldados que daban servicio al emperador Carlos V y que algunos de ellos se instalaron en esta villa, pues bien, para “animar” a las tropas de vez en cuando se les llevaban prostitutas las cuales nutrían las “casas de muñecas” donde se ejercía dicho “oficio” para de alguna manera bajar el ardor guerrero y que la soldadesca no se soliviantara ante la falta de mujeres dispuestas por la necesidad a todo este negocio. Deduciendo el asunto debe de ser que muchas de estas pobres chicas eran de origen italiano.
Para terminar recomendarles toda una serie de pozas en las gargantas con piscinas de agua natural donde ustedes se podrán bañar y que existen en todos los pueblos. A mí la que me gusto sobre otra fue la situada en el pueblo de LOSAR DE LA VERA, con bar, con baños y vestuarios. 

Les podría contar más pero con esto ustedes tienen más que de sobra como guía de un viajero irreverente.





Pueblo de Garganta de la Olla donde podreis disfrutar de ese encanto que produce pasear por calles estrechas.


Parador Nacional de Jarandilla

Cruces del Cementerio Alemán en Cuacos de Yuste. Su sola presencia imprimen respeto a los visitantes e impotencia ante la muerte en las guerras.

Placa a la entrada del Cementerio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...