martes, 5 de abril de 2011

GOOD BYE ZAPATERO


Se nos marcha el buen pastor del socialismo español después de ocho años detentando el poder democrático más alto del estado, en los que ha habido de todo. Hemos pasado desde las posiciones de izquierda de escaparate a trabajar mano a mano con los poderosos económicos no solo de este país sino también de los poderes económicos de la economía globalizada. En su política hemos tenido las posiciones primigenias, a su ideología del “lado oscuro”. Le hemos visto pasar de un apóstol de la paz, a defender las intervenciones militares, de defender las políticas sociales de carácter más o menos de izquierdas a quitarnos de un zarpazo todos nuestros derechos y de ser un férreo defensor de las energía renovables y su no a lo nuclear, a apostar por este tipo de energía sucia, cara y peligrosa (hay más, pero aquí lo dejamos). Esta es la dualidad existente en todos los secretarios generales que el PSOE ha tenido en su reciente historia y si miramos a cualquier tiempo pasado, vemos que esta esquizofrénica postura de “estar en misa y repicando” se ha repetido alguna que otra vez. Me vienen a la cabeza, la OTAN no pero sí, el GAL, los enterramientos en cal viva y su defensa del estado de derecho y las reconversiones industriales desde la izquierda (desde el socialismo).
Zapatero se va, y nos quedará el recuerdo de un presidente nefasto para los intereses de los trabajadores, yo creo que el más nefasto, y se va porque ya no le aguanta nadie y es una rémora para su partido y para todo el conjunto del país siendo una pesada losa que nos está saliendo cara.
Ya está prácticamente amortizado para los amasadores de dinero y ya solo le queda rematar los detalles del desmantelamiento del mal llamado estado del bienestar. Es el último esfuerzo del que agoniza políticamente como si se tratara de un héroe para los suyos a semejanza de Ulises en su periplo pero que ha caído en las fauces de los cantos de sirenas de la solución de los problemas desde el capitalismo, tanto se lo ha creído y tanto se lo han creído los suyos que nos hablan de ese gran hombre sacrificado por el bien común, ese ejemplo que nos está dando a todos sabiendo que con ello ponían en juego su carrera política. Este cuento para los niños puede ser muy bonito e incluso educativo, pero para los que pensamos solo un poco nos resulta empalagoso y mentiroso toda esta sarta de estupideces que se dicen en los mítines por boca de ministros y ministras del ramo correspondiente. El verdadero sacrificio y los únicos sacrificados en este aquelarre capitalista con Zapatero como maestro de ceremonias, aplaudido y jaleado por casi toda la militancia socialista, hemos sido nosotros, los trabajadores.
En lo poco que queda para las próximas elecciones generales el presidente será más nocivo que la fuga nuclear de Japón ya que ahora no le ata nada ni nadie a decir y hacer lo que sea necesario con tal de calmar a los tormentosos mercados financieros. Y nosotros mientras tanto sin muda limpia, como siempre.

2 comentarios:

  1. como dijo aquel, para lo que me queda en el convento me cago dentro

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dije hacía mucho tiempo, este tipo era un peligro público y privado. Y lo que deja tra de él en el partido no es mejor. A saber, Rubalcaba, Cahcón, Pajín, Pepiño, etc.. Para echarse a temblar. Y lo malo es que la alternativa a eso es el Rajao, digo Rajoy. ¡Apañados vamos en España!.

    ResponderEliminar

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...