martes, 22 de marzo de 2011

FELIZ PRIMAVERA



Una buena amiga mía me mando un correo electrónico con un ¡FELIZ PRIMAVERA! el cual me pareció tan bonito que lo utilizo para el disfrute del respetable que me lee, deseándoles a todos ustedes esta felicitación.
Estamos acostumbrados a felicitar muy poco y lo poco que lo hacemos lo tenemos casi regulado por ley, Feliz Navidad, feliz cumpleaños, feliz día de acción de gracias (esto por los USA que me puedan leer por la red esa que tienen que todo lo sabe lo que escribimos los díscolos) y ya está. Podríamos ampliar este limitado espectro y felicitar por ejemplo la primavera que siempre es bonito o algo más difícil de entender como ¡feliz trabajo! a pesar que resulta raro que alguien este feliz en este ambiente tan hostil para el ser humano (el hombre es un lobo para el hombre).
Me posiciono ante el invierno como algo letargoso, metido en mi cueva, de mala leche por el frío y una etapa nada creativa (si alguna vez lo he sido) y al llegar esta época donde explosionan los capullos (no me mal interpreten ya que no me refiero al capullo de mi vecino) y los colores vuelven a nacer con la intensidad que le permiten las lluvias primaverales, pues me alegran enfrentándome a la vida con las ganas que me dan esos primeros grados de temperatura que vamos sumando al mercurio que hay situado en mi terraza. No me olvido de los alérgicos, algo malo tiene que tener o de los que sufren esa especie de mareo, dolor de cabeza y “un no sé qué o un qué se yo” que sufrimos entre el amodorramiento generalizado de nuestras extremidades a la cual añado nuestra cabeza (yo la utilizo como una extremidad ya que no sé qué otra cosa podría hacer con ella). Pero me da igual, lo prefiero antes que el aire gélido del invierno.
En mi recuerdo artístico me vienen los cuadros de todos los impresionistas llenos de colorido con su matemático puntillismo inventores de los que ahora conocemos como LED de colores que utilizan las nuevas televisiones altamente y tecnológicamente avanzadas. Y para terminar, esa especie de berrea humana en la que entramos todos los hombres machos cuando las hembras se contornean mostrándonos sus colores primaverales haciéndonos hacer y decir una milloná de tonterías (o de pensarlas), pero sin ninguna maldad.

Lo dicho, ¡FELIZ PRIMAVERA A TODOS! que ya era hora.

1 comentario:

  1. Muy bonito, muy original tu amiga con esa felicitación.
    Ya va siendo hora que salga el sol y haga un poquito de calor. Qué será el clima que cuando hace buen tiempo nos ánima tanto a los humanos y nos entran más ganas de disfrutar las cosas.
    Un consejo cuando vayamos en el coche observar los campos tan bonitos que hay a nuestro alrededor y disfrutar, siempre que no vayamos conduciendo claro esta.
    Aunque soy alérgica, viva la primavera y a disfrutarla.

    ResponderEliminar

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...