martes, 23 de noviembre de 2010

SOMBRAS IMPERTERRITAS



La actividad frenética de DOSJOTAS no me deja descansar ni un minuto, debe de ser que las urgencias son inmediatas en ese arte comprometido en el que milita y que no le debe de dejar tranquilo. Sé que a una amiga mí no le gusta nada este nuevo creador pero como el que escribe y roba el tiempo de otras “mis labores” soy yo, y yo decido en cada momento lo que se publica o de lo que se habla. La voy a matar entre la política y DOSJOTAS, pero es lo que hay.
Ahora en manos de este activista le llega la sentencia artística a la sombra de manera implacable. La sombra, elemento sobrecogedor y de misterio usado hasta la saciedad en el cine de terror para mostrar sin enseñar una insinuación perversa haciendo de suspense en el mundo del celuloide. No existe en las creaciones artísticas del cine de terror, como hemos dicho antes, o del cine de suspense, o del cine negro donde no aparezca “la sombra” que chupa la sangre, o que asesina con un cuchillo o pistola a la eterna víctima puesta allí y dispuesta a morir por la tiranía del guión con el consiguiente sobrecogimiento del público que observa sin tener tiempo para respirar o para avisar de esa presencia maldita con un grito desgarrador.
En esta última creación de DOSJOTAS utiliza, como toda su obra, la crítica encasillada por mí como social. Nos muestra “la sombra” a semejanza de una brújula que marca un rumbo, con su norte magnético (el que varía) y el norte geográfico (el que no varía) dos sombras que en un momento determinado del día coinciden idénticas a las agujas de un reloj a las doce de la mañana. Una sombra sigue su curso, la otra impertérrita por los siglos de los siglos para el tiempo, lo detiene, arrancándonos el incierto futuro y viviendo solo un presente con el sol colocado siempre en su azimut haciendo saltar por los aires las enseñanzas de Galileo y su danza cósmica de 365 jornadas sin descanso.
En nuestro hemisferio siempre de día, nos roba la noche, con ello las estrellas y las constelaciones que tanto han inspirado a los poetas, en el sur todo es sombra despareciendo los colores que se inundan de tristeza inspierando a los poetas. Se detiene en seco el movimiento natural del cosmos y con ello la evolución de las especies condenándonos a que todo siga igual. Días sin descanso, siempre la luz en nuestros ojos que se agotan de tanto mirar y no descansar. Desaparecen esas sombras tan caprichosas en el movimiento natural de las cosas fijándolas al suelo, sin escapatoria posible, ancladas para siempre a su destino que es la superficie terrenal que en este caso concreto artificial.
¿DOSJOTAS a jugado a ser Dios con esta nueva acción? Y a nosotros ¿nos gustaría ser tan previsibles como estas sombras?

1 comentario:

  1. Jaja, gracias por tu expresivo comentario a propósito de mi poesía.
    Venga, nos enlazamos. De nuevo gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...