domingo, 28 de noviembre de 2010

MERCEDES-BENZ Y LA PUBLICIDAD QUE NO PUDE PASAR INADVERTIDA


Los publicistas, gente creativa donde las haya, que por mandato de sus clientes que son los que les contratan, hacen alguna que otra vez campañas agresivas donde la polémica se sirve en plato muy frio en un principio (luego termina caliente) y por supuesto está garantizada de ante mano, alcanzando el fin para lo que ha sido creada reflejado más tarde en un mayor número de ventas (no siempre) porque el producto es conocido por gran parte del público aunque la inmoralidad y la falta de escrúpulos se apodere del arte creativo publicitario.
La publicidad es ese gran arte de crearnos necesidades a los mortales que eran inexistentes hasta la fecha siendo a su vez la espina dorsal donde descansa el “mercado” y un cuento de hadas de la posición social que nos quieren colocar de manera ficticia. Esta inunda nuestras vidas haciendo insoportable los paisajes vírgenes o explotando los ya existentes como el de los pueblos y ciudades en un entorno agresivo. En ese juego “social” nosotros soportamos la tensión que se genera pasando a ser cobayas en ese gran laboratorio que somos los seres humanos, nuestras relaciones, sus problemas y sus necesidades.
En este juego por la cuota de mercado no todo debe de valer en arte de la publicidad (ni en otros campos). Existen líneas rojas muy marcadas que no se pueden sobrepasar y si lo hacen nosotros no debemos quedarnos impasibles o por lo menos no quedarnos sin ese recurso maravilloso de la protesta.
La MERCEDES-BENZ conocida por todos como una gran marca automovilística, de altas prestaciones, alto precio y maravillosa tecnología dirigida a ciudadanos de alto poder adquisitivo utiliza la publicidad, desde mi punto de vista, sin ninguna decencia. Sabemos, porque es conocido por todos, que esta importante marca suministraba los camiones del ejército alemán y la SS no solo en su invento de la guerra “relámpago” sino también en los campos de exterminio donde se llevaba a los judíos, gitanos, comunistas y demás canalla a morir como perros. Pues esto para la MERCEDES-BENZ no debe de ser un problema ya que les aparece bien reflejar su logotipo en los vehículos utilizados en películas como la última entrega de INDANA JONES o WALKYRIA usados por los nazis. Yo como dueño o accionista de esta importante multinacional hubiera escondido ese pasado atroz por todos los medios posibles y de mis escarceos fraternales con el mundo hitleriano cayéndoseme la cara de vergüenza cada vez saliera a la luz mi relación con ellos en la participación en el HOLOCAUSTO del pueblo judío.
Muchos justificaran que se trata de rigor histórico hasta el mínimo detalle, pero viendo la última entrega del famoso arqueólogo INDIANA JONES no hace falta imaginarnos que estos destalles no tienen ninguna importancia “histórica”. Todos sabemos que en el mundo del celuloide no se da puntada sin hilo y todo el que de una manera u otra introduce en escenas una marca pasa por caja pagando por ello importantes sumas de dinero.
Por esto que les cuento no todo nos debe de valer. No podemos permitir como sociedad que por el buen nombre de la publicidad y la “libertad” nos cuelen semejante trágala sin que nosotros no nos escandalicemos por lo menos a nivel individual por este acto, como hemos dicho antes, creativo y libre.
Muchos de ustedes saben la relación existente entre las multinacionales alemanas actuales y el capitalismo nazi (a estas les dejaron actuar libremente a pesar de su pasado rompiendo el TRATADO DE POTSDAM con los soviéticos que decía que deberían de desaparecer. Como dato curioso y para que ustedes lo sepan en la Republica Democrática Alemana se sometió a referéndum la nacionalización de las empresas colaboradoras con el capitalismo nazi, y el resultado fue que todas ellas desaparecieron y se transformaron en empresa socialistas) pero que encima nos lo restrieguen por la cara es algo que a mí me indigna no solo por lo que pienso sino sobre todo por las pobres victimas que los sufrieron en sus carnes y de qué manera.
Por estas razones y por otras de tipo financiero nunca me comprare un MERCEDES BENZ, lo prometo por Marx.

1 comentario:

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...