lunes, 10 de mayo de 2010

VISIITA A SIGUENZA ( o viaje a la Alcarria)


Este sábado con un grupo de amigos y compañeros nos fuimos a visitar la bonita localidad de Sigüenza, provincia de Guadalajara, a pesar de esta primavera que no termina de “germinar” del todo, con este ambiente invernal que a los que amamos sin fisuras el calor, soportamos. En noviembre estamos deseando que llegue el mes de mayo y cuando por fin lo alcanzamos pasa esto. Pero en viento, agua y frio no nos detuvo en hacer esta visita.
La primera parada y obligatoria, es ver la catedral, la cual parece un catálogo de los constructores de la época debido a que está construida, arreglada y rematada en varios estilos arquitectónicos. Pasamos del románico, al protogótico, después al gótico pleno terminando en el renacimiento de, como no podía ser de otra manera, influencia italiana. Se me olvidaba, también fue fortaleza defensiva y poco parecida en este aspecto a la de ÁVILA aunque esta la parte más robusta es al ábside y en aquella son la torres. Una de las partes importantes es la zona renacentista donde está enterrada una santa, ahora no recuerdo el nombre, que tenía barba ya que cuenta la leyenda que ella y sus hermanas llegaron a evangelizar la zona de Galicia y cómo eran tan guapas (las 9 hermanas) las violaron los romanos, bueno a todas menos a una que en ese preciso momento la salió barba y los romanos la repudiaron. ¡Ya me acuerdo de su nombre!, Santa Librada, por eso de que se libró de ser violada.



Dentro de esta preciosa catedral tenemos lo más llamativo que es el Doncel de Sigüenza en el que aparece un joven guerrero de buena posición tumbado con su armadura y leyendo un libro. Lo importante de él, dicen los entendidos, es su análisis humanista de la escultura que se ha hecho, principalmente por Unamuno. Se trataba de un joven de alta posición que dejo una hija ilegitima al partir a la guerra en la cual murió y que sus abuelos la legitimaron después, enterrando al Doncel en una capilla preciosa donde también están enterrados sus padres y sus abuelos. Me contó uno de los visitantes que leyó en un blog sobre el asunto, definiendo a este personaje con un golfo mujeriego que para quitarle la familia de en medio, debido a todos los líos que tenía, le mandaron a la guerra, pero como era tan malo con las armas en el primer lance del combate lo mataron. Ya saben que una cosa es lo que nos cuentan y otra muy distinta, incluso no tiene nada que ver, lo que pasó en la realidad.
Casi dos horas después de haber entrado en la Catedral fuimos a reponer fuerzas en el restaurante “El Motor” donde nos comimos un buen entrecot regado con vino de la mancha y que según las críticas de los comensales, no fue muy bueno en general, eso sí nos costó treinta euros de vellón por cada adulto y 20 por cada niño, que no está mal. El problema es que íbamos muchos porque si ustedes van menos pueden comer en la Plaza del Mercado donde hay algún que otro bar por 15 euros con sus cuatro platos de primero y sus cuatro platos de segundo, como Dios manda. A mí que estoy acostumbrado a la acelga, me gusto mi entrecot con su sal, su salsa y sus patatas.





Para perder peso decidimos subir al castillo por las empinadas cuestas para eliminar el sobre peso que gustosamente hemos sumado a nuestro organismo. El castillo es precioso y también es de diversas épocas, pasando de ser medieval a renacentista siendo en este tiempo cuando se convierte en palacio fortaleza del Cardenal Mendoza, que viene a ser en estos tiempos el Will Gates pero no porque aquel fuera creador de algo, sino por su presencia permanente en toda la historia de España es aplastante como el dueño de Windows en la actualidad. Actualmente es Parador Nacional de Turismo y en excelente estado de conservación. Por fuera ustedes lo pueden verlo sobrio, sin ventanas pero tienen que entender que era una fortaleza, pero si pasan dentro, que está permitido, pueden ver lo bonito que es la plaza central con sus balconadas y sus aposentos (que medieval me he puesto).
Posteriormente andamos por las calles de la zona que son muy bonitas y paramos para ver alguna que otra iglesia románica que pasa desapercibida ya que están en línea con las viviendas, carentes de torres o algo que las pueda distinguir de otras construcciones. Lo único en que se diferencia es en sus pórticos. Son recogiditas y austeras, que es como deben de ser las iglesias (o la iglesia), invitándote a la reflexión y a la oración.




Seguimos hacia la Plaza del Mercado al lado de la Catedral (la calle que baja encontrarán tiendas de artesanía interesantes). Conocida por este nombre porque en ella se instalaba “el mercado” y el que cobraba los impuestos a los tenderos era la iglesia, no el poder político (ahora se llama poner la “X” para la iglesia en nuestra declaración de la renta). Esta zona es de gran belleza ya que parte de ella es porticada y tiene un sabor medieval increíble.
Y si ustedes me preguntan si compré miel de la Alcarria les diré que no, que no compre esta miel tan famosa.
Es perfectamente visitable en una sola jornada y les recomiendo que se escapen ya que se pasa un interesante día cargado de historia, eso sí, esperen a que esté más avanzada la primavera.

2 comentarios:

  1. Sobre la supuesta vida de El Doncel, sólo se puede decir que los historiadores ignoran casi todo de la vida de éste, por lo que se hace muy cuesta ariba pensar que ese paisano tuviera noticias directas.

    ResponderEliminar
  2. Yo solo ponia esto como curiosidad, sin ningun rigor historico que por supuesto no me corresponde. Hice el comentario por resultarme graciosos y darselo a conocer a mis lectores que ha decir verdad, no son muchos.
    De todas las maneras le agradezco muchisimo su comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...