viernes, 12 de marzo de 2010

TOCATA Y FUGA DE BACH



Justo ahora mismo estoy escuchando esta impresionante obra de uno de los más grandes y prolijos compositores de música clásica de todos los tiempos, JUAN SEBASTIAN BACH. Y precisamente ahora mientras acaricio las teclas de mi ordenador torpemente parece que estoy yo interpretando esta obra colosal, en la soledad de mi humilde morada parecida más a una ermita más que a una fastuosa catedral gótica llena de tubos de órgano que resoplan aire que trasforma un maestro en un sonido agradable para nuestro sentido del oído. Y es que esta obra no es para menos, o se interpreta en el lugar apropiado o nos encontraremos con una obra sin alma. Muchas veces se ha utilizado en el mundo del celuloide para escenas de terror o pánico, casi siempre interpretada por un vampiro de colmillo fino que busca desesperadamente su cabernet para saciar su sed y que ahora está tan de moda en las series de televisión, cuando está compuesta para ser escuchada por ángeles, pero de los buenos, con el alma limpia de polvo y paja, ya que fue compuesta para ser disfrutada por Dios y después todos nosotros. Tocata y fuga, fácil nombre para un solo instrumento pero de una plasticidad y una riqueza de matices difíciles de interpretar en muchas de sus partes. Si ustedes se fijan en el video hay veces que las teclas se mueven solas, no es brujería, no es que los ángeles de Dios bajen del cielo a interpretar a la obra preferida por El, no, es que este instrumento, que uno no se puede llevar a casa o a tocar en el parque, tiene un teclado para los pies ya que muchas veces las manos están ocupadas en la reproducción de otras notas. Cierren los ojos, pónganse unos auriculares, apaguen la luz y verán cómo se sorprenden ante tanta belleza, hágame caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...