miércoles, 10 de marzo de 2010

TENGO QUE SER ASERTIVO, TENGO QUE SER ASERTIVO


Me repito una y otra vez en mi cascaron de huevo vacio que tengo como cabeza, tengo que ser asertivo, tengo que ser asertivo, ya que ser así es lo que abre puertas, resuelve conflictos y ablanda corazones. Y es hoy día 10 de marzo de nuestro Señor he terminado un curso de cómo tratar a los usuarios o clientes en mi trabajo aprendiendo a dirigirnos correctamente, a mimarlos también correctamente, aunque ellos te traten como escoria. Bueno antes de nada tengo que explicarles que es la ASERTIVIDAD, es fácil, ser asertivo es situarse en un punto intermedio entre la agresividad y la pasividad es como ser de la UNIÓN DE CENTRO DEMOCRÁTICO en tiempos de la transición o un meapilas, o una persona muy cristiana. En política ser de centro es ser de derechas aunque se intente demostrar lo contrario, por eso la asertividad desde mi punto de vista, no se puede aplicar muy bien a este ejemplo. Está posición ante la vida es para mí un poco rara ya que no solo tienes que atender correctamente a quien sea, también le debes de dar salidas ante cualquier circunstancia agresiva o bien verbal o física. Si te llaman capullo, pues tendrás que pedirle que tipo de capullo, de amapola, de rosa o de otro tipo de flor, le puedes incluso ofrecer la que más te guste para rebajar la tensión a la que nos está sometiendo el energúmeno de turno. Esto no va con mi carácter ya que me resulta muy difícil ver los tonos grises como hacen la mayoría de los camaleones que circulan por la populosa vida, las cosas son blancas o negras, no hay más. Por esta sencilla razón tengo que seguir haciendo ejercicios para acostumbrarme a este nuevo mandamiento social, metiéndome en todos los charcos que pueda para habituarme a recibir insultos o malos comportamientos, como una vacuna, hasta que consiga el equilibrio del ying y el yang e interprete canciones guturales sacadas de los grandes éxitos musicales del TIBET. De todas las maneras estamos llegando a un grado de estupidez muy grande, ahora resulta que hay cursos para todo y para todos los procesos productivos no sé yo si para justificar a muchas empresas y algún que otro puesto de trabajo o para hacernos sentirnos importantes. Me resulta humillante que para ser lo que sea, incluso lo más bajo de la pirámide laboral te den un cursos de lo mas estrambótico y después te paguen un sueldo de 700 euros. Lo que digo, justificando departamentos de recursos humanos y gabinetes psicológicos que sirven para bien poco. Creo que las relaciones humanas o laborales deben de ser más sencillas ya que este modelo social nos está llevando a la esquizofrenia social e individual y a una estupidez que hace unas décadas eran impensables para todos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...