lunes, 1 de febrero de 2010

FORJANDO EL ACERO


He comprobado que no se puede vivir sin trabajar, el dinero llega hasta donde llega por mucho que uno lo estire, pero al final caes en las garras de consumismo y no te queda mas remedio que trabajar. Entre unas cosas y otras he estado cerca de mes y medio sin aportar nada a la producción nacional y he intentado seguir así pero llega el momento que te planteas, o te vas a vivir debajo de un puente, o tienes que volver a FORJAR EL ACERO para ganarte el pan con el sudor de tu frente y estos días atrás, en contra de mi voluntad, ya que pretendía seguir dedicado a la vida contemplativa, me he incorporado a esa gran empresa que es ESPAÑA y sus sectores económicos. El mío es el sector servicios, el más numeroso del mundo ibérico gracias a la desamortización de FELIPE GONZALEZ, que nos dejo tiritando con las brutales reconversiones industriales y sus mentiras de inversiones allí donde se metió la tijera. Vuelvo con ganas, con pasión, con decisión (esto es pura mentira pero es por si me leen mis jefes) de aportar mis millonarios conocimientos a la mejora de los servicios públicos de los ciudadanos los cuales (ja) se merecen todo (es broma) nuestro sacrificios y desvelos. Lo cierto que estos dos años que he estado desaparecido en combate han cambiado muchas cosas en el orden externo como la mejora de las instalaciones que mantenemos, o mejores medios para realizar nuestras funciones. En el orden interno y más en el plano sindical para resumirlo de forma rápida y que ustedes no se aburran, es como si hubiéramos sufrido un desastre nuclear y todo fuera un solar difícilmente recuperable para cualquier uso, pero solución yo creo y con la modestia que me caracteriza hay, algo se puede hacer todavía.
Desde el nicho productivo que ocupamos en mi empresa, de mantenedores, conservadores, limpiadores, oficinistas, dentro de la administración local en donde nos encuadramos, y en el sector público, los trabajadores tenemos mucho que decir y aportar soluciones a los problemas y retos que nos plantea la sociedad, desde los órganos que nos dotamos los trabajadores como los sindicatos los cuales deben de ser la herramienta necesaria para satisfacer nuestras necesidades y poner en marchar los derechos que se han conseguido después de años y años de lucha de la clase trabajadora (que bonito me ha quedado).
Espero que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...