jueves, 11 de febrero de 2010

DON RODRIGO RATO ME ESCRIBE


Seguimos según el último PIB (producto interior bruto) en recesión, solo por una décima, pero en recesión y esto quiere decir que el capitalismo sigue en temperaturas bajo cero y más en entredicho que nunca. El dato real ha sido del – 0.1 por ciento pero yo no he notado nada con respecto al mes anterior. Siguen estando en el paro los que ya conocía, pero comiéndose su prestación con lo cual quiere decir que cualquier día ya no tendrán y los que están trabajando siguen haciéndolo, con peores condiciones, pero sigue ahí. Ante esta hecatombe social que tenemos sobre nuestras cabezas no existen medidas valientes para atajar los problemas de la falta de empleo. Una y muy sencilla sería, prohibir tener más de dos trabajos que sumen una jornada completa, o para ajustar más aun, solo dejar tener dos trabajos cuando con ellos dos tienes un sueldo digno y esto que digo ya es penoso, porque que tengas que trabajar en dos sitios un cerro de horas para tener para vivir es de por sí indignante. Esta es una medida como otra cualquiera, pero creo que efectiva sin lugar a dudas sería. Otra muy sencilla, perseguir el dinero negro que manejan las empresas, ¿Cómo?, muy fácil, cambiar los billetes de color y dar un plazo para canjearlos. Pero claro para esto hay que tener narices.
En este ámbito, el financiero en el que nos movemos, don RODRIGO RATO me ha escrito una carta, como cliente de CAJA MADRID, para decirme que tiene 15.000 empleados, que es la cuarta entidad financiera de país y que se van a esforzar en ser más trasparente. Todo muy bonito, muy, hermoso y muy esperanzador, pero él está puesto a dedo (este sí que ha encontrado trabajo rápido) para controlar en nombre de ESPERANZA AGUIRRE las finanzas de nuestra comunidad, aunando más poder y de esta manera convertirse poco a poco en un estado paralelo al poder central en manos de estos socialistas descamisaos. No me resultaría raro que algún día no muy lejano la COMUNIDAD DE MADRID, pidiera el derecho de autodeterminación y el derecho a decidir puesto que ya nos queda poco para gestionar todo y ya hemos tomado la senda de no hacer caso a la leyes que emanan del poder central, como la famosa ley de dependencia (y luego dicen de los vascos). RODRIGO RATO es nuestro presidente, de CAJA MADRID, nombrado a dedo, sin tesón, sin lucha, sin esfuerzo personal, cosas que a los hijos de los obreros les quieren imponer para que estén entretenidos y no nos dé por pensar cosas raras o hacer revoluciones en un futuro que terminen con los privilegios de estos señores muy de derechas.
Ayer hablando de una persona irrepetible y hoy hablando de RODRIGO RATO, que ni tiene un proyecto solidario ni espera que la justicia social inunde el planeta, que diferencia.
En fin un día largo de trabajo, muy largo, les doy las gracias a ustedes por permitirme descargarme de tanta tensión que acumulo, sin ustedes yo estaría peinando bombillas estoy seguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...