martes, 23 de febrero de 2010

adiós telefónica adiós


Después de cuarenta y cinco años con ella he decidido independizarme de TELEFONICA y poner mis reales en la competencia. He de reconocer que no lo he hecho con gusto ya que pienso que esta compañía antes pública, es la que mejor servicio presta pero a la vez, es la que te cobra más que el resto. Mi elección ha sido la antigua empresa pública francesa de FRANCE TELECOM hoy conocida como ORANGE que me da, por los mismos servicios que me daba la anterior, un precio que ronda los 20 euros mensuales menos con seis megas de velocidad, con esta oferta no hay que pensárselo mucho, vamos creo yo. Y es que ya estaba bien que por el ADSL mas llamadas te cobraran mensualmente 70 euros como poco y encima trataran a los clientes, cuando te pones en contacto con el 1004, como si fuéramos tontos. Saben ustedes de sobra que no soy un alto directivo de esta compañía, ni que cobro en acciones y que no tengo una jubilación de tres millones de euros pero es de poco listos no darse cuenta que antes que perder un cliente, antes usuario, es preferible bajar los precios y que se quede todo el mundo con ellos. Al señor ALIERTA, presidente de TELEFONICA puesto por el PP a dedo (vemos otra vez lo del esfuerzo) lo único que le ha preocupado estos años es su valor bursátil, pasando ampliamente de los clientes que le eran fieles como yo, a los cuales nos ha tratado mal, nos ha asaltado nuestra cuenta bancaria y ha pasado de nosotros cuando teníamos algún problema de tipo técnico. En el periodo de un paso de una compañía a otra un día determinado me dejó de funcionar como era obvio el ADSL, pensado yo que era un problema técnico llame al famoso e insufrible 1004 los cuales me mandaron con una bonita voz de mujer mecanizada, a que llamara a otro teléfono ya que era un problema de carácter técnico. Pues bien así lo hice pero otra voz mecanizada y dulce me dice que para consultas de tipo técnico tengo que llamar al 1004. Para que ustedes los sepan llamé unas cuatro veces a cada número entrando sin saberlo en un bucle atemporal que me atrapaba sin yo saberlo. A la cabeza me venían recuerdos de la película de ATRAPADO EN EL TIEMPO, y su famosa marmota, pero yo no decidí aprovecharme de la situación y conseguir mi objetivo. Llame al 1004 otra vez y espere estoicamente hasta que una operadora me atendiera. Mi sorpresa fue mayúscula cuando una dulce voz de un ser humano me atendió entre ruidos de todo tipo en la línea, con acento mexicano. No había manera de entendernos o bien porque yo hablaba muy mal español o bien porque el idioma que hablan en MEXICO no es el mismo de aquí y todo este tiempo nos han engañado con esto del idioma. Después de decirle veinte veces que me-di-e-ra un te-le-fo-no don-de so-lu-ci-o-nar mi pro-ble-ma y ella Sr. Montoya (así me llamaba), el número que le he dado es para esto. Perdí mi paciencia y le solicité el número para darme de baja de todos los servicios. En este preciso momento me informa que telefónica no me presta servicio alguno desde una fecha determinada. Resumiendo, me han sacado la pasta ya que al teléfono al que he llamado es una línea 902. Encabezonado llame a mi nuevo proveedor el cual y como el anterior, me atendió una maquina pero por poco tiempo, ya que al rato me sale una voz de una linda señorita, que conoce bien el idioma y la línea tiene una calidad perfecta. Le pido ayuda y me la da, que raro pienso yo, intenta telefónicamente configurarme mi antiguo router para que mientras espero el nuevo no me quede sin servicio, pero no fue posible después de hora y media. El trato fue excelente y ya solo por eso merece la pena el cambio incluso a igualdad de precio. Ya sé que ustedes tendrán cientos de anécdotas sobre mi nuevo proveedor de internet negativas, pero por ahora y cómo he dicho antes, el trato ha sido exquisito. Desde hoy con mi nueva compañía he cambiado, así de simple soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...