jueves, 17 de diciembre de 2009

ESTOY DE BAJA LABORAL




Estoy en esa etapa de mi vida laboral que se denomina baja, como termino legal y que la CEOE lo denomina “vagos” a los que estamos en esta situación. A decir verdad la sensación que tengo es la de estar haciendo algo malo, tanto me ha calado el discurso de los patronos que en mi subconsciente llego a pensar que es verdad, aunque la realidad no sea así. Lo mío es medible, la hipertensión, y aunque puedo inflarme a RED BULL antes de entrar al médico, es una enfermedad que poco puedes engañar al GALENO, puesto como hemos dicho antes, es medible. Si existiera la posibilidad de donar tensión arterial yo todos los años me llevaba la medalla al más donante porque tengo para aburrir, y al que más bocadillos de jamón (sin sal) se hubiera comido en nuestro suelo patrio, después de hacer mi caritativa donación. Es una baja cómoda, no te imposibilita los movimientos, ni tu capacidad de raciocinio, pero ahora que estas en casita, solo y esas cosas, no te puedes hacer aperitivos algo saladito y disfrutar rumiándolos tu solo, sin que los niños te asalten el plato. Ahora toca todo lo contrario pasar más hambre que en la guerra a base de la buena acelga, espinaca o espárragos sin color definido con nada de sal, y sufriendo como los tuyos se ponen de pizza o de alguna otra cosa rica mientras yo babeo como la FONTANA DE TREVI, este es el precio de la fama. A pesar de todos mis males el médico no me ha aumentado mi pastilla diaria para estas cosas, pero si me ha añadido otra muy pequeñita que debe de ser la bomba de todas las pastillas ya que en la receta me han pedido el DNI y lo han apuntado en la misma. Me dice el doctor que es para relajarme y pare ver el mundo de otra manera (me venía a la cabeza la canción esa que decía “AMARILLO EL SUBMARINO ES, AMARILLO ES, AMARILLO ES….) y estoy esperando de un momento a otro la visita de unos maravillosos dragones amigos mío que casualmente los conocí con mi primera toma y son la mar de simpáticos ya que no paro de reírme de sus chistes los cuales luego me dejan muy, pero que muy relajado. Entre las cosas que me ha quitado han sido el deporte intenso, si antes corría una hora, tengo que bajar hasta 20 minutos y en la bici lo mismo, dejarlo todo al cincuenta por ciento. Me recomendó también bajar mi frecuencia sexual, yo no sé si este doctor me habrá visto cara de semental, a lo que le comente que no se preocupe, que como yo lo tengo todo muy calculado me toca para las próximas OLIMPIADAS DE LONDRES, a si que por ese camino no vaya que no hay na que hacer “dostor”, le dije. El se quedo mucho más tranquilo y yo también ya que me estaba temiendo que me dijera una vez al mes y a mí eso me hubiera matado.
Así que aquí estoy, disfrutando de estas vacaciones que yo no quería y si me dieran a elegir entre trabajar o estar sano yo lo tengo claro, estar sano y no trabajar (pero con dinero) y para que me bajara la tensión lo mejor es que durante este mes suspendieran todas las declaraciones políticas, reuniones, manifestaciones de los curas, para no cabrearme tanto, y si esto constitucionalmente no puede ser (no entiendo porque no) que por lo menos los del PP, lo CURAS, LA ROSA DIEZ, LA CEOE nos dejarán pasar las fiestas de NAVIDAD en paz, por lo menos a mi me vendría muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

opina que es gratis y libre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...